Cultura y Espectáculos

El "TITANIC" emerge en Tenerife gracias a la exposición itinerante del Centenario

La muestra, que se exhibirá en La Recova desde hoy hasta el 12 de enero, recrea la tragedia del trasatlántico más famoso de la historia a través de paneles, fotografías y réplicas de objetos, entre los que destacan vestidos, joyas, vajillas, hélices y la maqueta del barco hundido.

EL DÍA, S/C de Tenerife
12/dic/02 20:05 PM
Edición impresa
La noche del 14 de abril de 1912, el mayor trasatlántico del mundo se hundía en aguas del Atlántico. Aquella perfecta obra de ingeniería había navegado tan sólo cuatro días, de un jueves a un domingo, pero su leyenda estaba destinada a perdurar. La memoria del Titanic ha quedado recogida en una exposición que, bajo el título "Titanic: the exhibition", se inaugura hoy jueves en el centro La Recova de Santa Cruz de Tenerife. La muestra, organizada por la entidad Centenario Titanic 2012 en colaboración con el Organismo Autónomo de Cultura de esta Capital, incluye fotografías, paneles y réplicas de objetos relacionados con la nave; además, propone un singular recorrido acústico al visitante, que a través de unos auriculares puede recorrer la exposición mientras va conociendo, a lo largo de una hora, detalles y testimonios relacionados con la tragedia del barco y las personas que iban a bordo.
Sin embargo, "el objetivo de esta exposición no es ver los elementos que contiene sino revivir la experiencia del Titanic", aseguró ayer su director, Jesús Fereriro, quien presentó los contenidos de la instalación junto al concejal capitalino de Cultura, Juan Antonio Rodríguez.
Los organizadores, que esperan entre 20 y 25 mil visitantes, coincidieron en señalar la importancia y popularidad de esta exposición itinerante, que tanto en Europa como en Estados Unidos es la más vista en todas las ciudades donde hace escala. En España, el récord lo marca Madrid, con 101.000 personas.
Vínculos con España A lo largo del recorrido, el visitante encontrará la reproducción del pasillo donde se hallaban los camarotes de primera clase, un fragmento de la chapa del casco, una muestra de los 700 kilos de carbón rescatados, así como copias de joyas, vajillas, hélices y maquetas que recrean la situación del barco en el fondo del mar. Además, la muestra incluye el vestido que llevaba la famosa Margaret "Molly" Brown, una de las partituras de la orquesta y réplicas de sus instrumentos, que en realidad proceden de un navío coetáneo, el "Olimpic". A estos objetos se suma el marconigrama con el Carpathia dio la primera noticia al mundo del desastre del Titanic. El trasatlántico está relacionado con España a través de una serie de aspectos pocos conocidos. El proyecto de su construcción fue acordado por Lord James Pirrie y el tristemente famoso J. Bruce Ismay en la actual sede de la embajada de España en Inglaterra. Más curioso aún es el vínculo con la ciudad de San Sebastián. Hasta nueve coincidencias presentan las barandilla de la playa de la Concha con las de la gran escalinata del barco: las estructuras ornamentales fueron fabricadas el mismo año y con idéntico diseño pese a que sus respectivos constructores, el arquitecto municipal Aldai y el británico Thomas Andrews, no se conocían.
Estas y otras singularidades están recogidas en "Titanic: the exhibition", que podrá visitarse hasta el 12 de enero, de 11:00 a 14:00 horas y, por la tarde, de 18:00 a 21:00 horas. Tras su paso por Tenerife, la muestra viajará a Alemania, Italia, Francia y Portugal. Su periplo mundial finalizará en 2010, año en el que arribará a su sede definitiva, que será Liverpool o Nueva York.