Actualidad
LO ÚLTIMO:
Varios civiles y al menos cuatro terroristas muertos en un ataque durante un desfile militar en Irán leer

La lluvia vuelve a provocar el CAOS

Una borrasca acompañada de aparato eléctrico, desprendimientos de tierra, cortes de tráfico en autopistas y carreteras, además de distintas situaciones de emergencia, se sucedieron a lo largo de una jornada que los ciudadanos vivieron con mucha inquietud.

EL DÍA, S/C de Tenerife
13/dic/02 14:09 PM
Edición impresa

El temporal que azotó ayer las Islas volvió a provocar el caos: fuertes lluvias acompañadas de aparato eléctrico; desprendimiento de tierras; corte de autopistas y carreteras, y situaciones de emergencia se sucedieron a lo largo de una jornada que los ciudadanos vivieron con mucha inquietud y desasosiego.

En Tenerife, y ya desde primeras horas de la mañana, fue necesario interrumpir la circulación en la autopista TF-1, desde la altura de Guaza, para limpiar la calzada, invadida por enormes piedras.

El denso volumen de tráfico que circula por esta vía fue desviado hacia la carretera vieja, en dirección a Los Cristianos, lo que generó importantes retenciones.

Pero el suceso más grave se produjo a la altura de San Eugenio, concretamente en la zona de Torviscas y en dirección hacia el casco de Adeje, cuando el agua de lluvia que bajaba libre desde la montaña cercana inundó el puente que existe en aquel lugar.

Esta situación provocó atascos kilométricos en el recorrido de la TF-1, así como en varias calles de la zona turística, obligando a los Servicios de Carretera del Cabildo a cortar el tráfico, limpiar la zona y, al tiempo, habilitar desahogos a partir de los enlaces anterior y posterior.

Por la tarde y en la autopista del Norte, a la altura de Los Naranjeros (Tacoronte), la fuerza de la lluvia también inundó la vía, razón por la que los operarios de la Corporación Insular tuvieron que proceder a interrumpir el tráfico, desviando a los vehículos por la ruta alternativa de la C-125.

Durante la noche, el colapso continuaba en la TF-5. La circulación era lenta, provocando largas colas, y el túnel del hospital, que fue cerrado al tráfico hasta última hora de la tarde, obligaba a los vehículos que ascendían a La Laguna a desviarse por el campus de Guajara hacia Finca España para tomar la carretera general. El consejero del Cabildo, Lorenzo Dorta, explicó que durante la larga jornada de ayer se habían producido desprendimientos de tierra en, al menos, 20 puntos de la Isla. La Corporación movilizó a cerca de 150 operarios que trabajaron sin descanso en tareas de limpieza, tanto en los arcenes de las autopistas como en el resto de calzadas, donde se acumulaba un depósito ingente de piedras, el barro se deslizaba y la vegetación se amontonaba

Lorenzo Dorta señaló que el mayor inconveniente fue la situación climatológica, que se tornaba cambiante, "y tan pronto llovía y se limpiaba la carretera, como después había que cerrarla al tráfico".