Canarias

PP y PSC no creen necesario fijar límites a la población

El Partido Popular niega que en las Islas exista un problema de superpoblación y auguró que en breve será necesario que vengan muchas más personas. El PSC aboga por controlar el crecimiento económico.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Las Palmas
13/dic/02 16:31 PM
Edición impresa

Los principales partidos políticos del Archipiélago ya se han posicionado respecto a la pretensión nacionalista de establecer mecanismo para controlar la población en las Islas. Un día después de que el comité de expertos, promovido por el Gabinete del presidente canario, Román Rodríguez, confirmase que existe base jurídica para limitar la residencia y el trabajo en Canarias, el PSC y el PP han expresado sus discrepancias respecto a la necesidad de fijar medida alguna.

El presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, se mostró ayer convencido de que en el Archipiélago "no existe un problema de superpoblación", sino de falta de cualificación profesional, y pronosticó que en pocos años se necesitará "que vengan muchas más personas".

Soria expresó así no sólo su rechazo a fijar mecanismos de control sino también su posición contraria a la del presidente de la subcomisión jurídica del comité de expertos sobre población e inmigración en Canarias, Eligio Hernández, quien opinó que en Canarias existe una situación de superpoblación.

Soria reiteró que, en breve plazo, se necesitará que acudan a Canarias muchas más personas procedentes de otros territorios, no sólo por solidaridad hacia ellas, sino para garantizar el cobro de las pensiones de los residentes en las islas.

El presidente de los populares canarios interpretó, de las opiniones emanadas hasta ahora del comité de expertos, que "no hay ningún tipo de base legal, ni en el ordenamiento jurídico español ni europeo, para hablar en Canarias de una ley de residencia".

Dudas legales

Por su parte, el secretario general del Partido Socialista Canario, Juan Carlos Alemán, aseguró ayer que la única forma de regular la población en las Islas es mediante la limitación del crecimiento económico.

"Si el mercado demanda mano de obra, no habrá ley que pare el crecimiento de la población, por lo que la clave del crecimiento está en el control de la economía, el resto es debate electoral", subrayó Alemán.

Asimismo, expresó sus "serias dudas" de que se pueda limitar de forma legal el movimiento de ciudadanos europeos dentro de la Unión Europea.