Criterios
SUPERCONFIDENCIAL ANDRÉS CHAVES

Terapia


1.- La novela de David Lodge
14/dic/02 21:15 PM
Edición impresa

1.- La novela de David Lodge Terapia (Anagrama) habla de Tenerife, a través de la fuga amorosa a la Isla de Laurence Passmore, un guionista de televisión de éxito, y de su amante, Amy. Deberían leer la obra las autoridades de aquí que tengan relación con el turismo, pues el personaje y su autor hacen una descripción extraordinaria de los rincones de Tenerife, criticando con saña la situación y el aspecto del masificado Sur (ponen de chupa de dómine a Playa de las Américas) y alabando la ciudad de Santa Cruz, tras conocer sus calles y plazas y el hotel Mencey. La mera entrada en la agencia de viajes británica del personaje principal de la novela es toda una lección de concreción: "Quiero ir a un sitio del extranjero donde haga calor, pero que no esté demasiado lejos". Y en la agencia le entregaron los bonos de hotel y los billetes de avión para Tenerife. Laurence y Amy pasan unos días en la Isla y él acaba, más tarde, ganando el torneo de tenis de Wimblendon, tras curarse de una vieja lesión de rodilla, lesión que no anidaba ciertamente en la rótula, sino en la mente.

2.- Esta Isla ha sido escenario de aventuras novelescas diversas. Cada vez que paso por ferias de libros viejos intento hacer acopio de las ediciones - ya tengo unas cuantas - de El enigmático mister Quinn. La última la conseguí este año en Madrid, en la Feria del Libro Viejo y Antiguo que se extiende como un acordeón por el Paseo de Recoletos. Esta obra fue inspirada y probablemente escrita en Tenerife, cuando Agatha Christie, su autora, llegó a la Isla, tremendamente deprimida, tras anunciarle su marido que había decidido separarse de ella. Se alojó en el hotel Taoro y tomaba el té con los Smith en el Sitio Litre, ese vergel que ha rescatado para la historia un portuense/británico llamado John Lucas. La escritora de novelas policíacas quedó impresionada por la historia de ciertos habitantes de la casa de los Cólogan, en La Paz, lugar residencial del Puerto de la Cruz. Creo que Agatha Christie escribió otro relato corto, que no he logrado conseguir y que ni siquiera sé si ha sido traducido al español, Murder in La Paz (Asesinato en La Paz).

3.- Volviendo a Terapia, su autor pertenece a la nueva hornada de novelistas británicos, poseedor Lodge de un estilo alejado de la retórica de Agata Christie, pero con una gran fuerza narrativa en sus escritos. Diseccionar el paisaje de un lugar turístico construido sobre una especie de montón de cenizas (al cual no le hace justicia, debió visitar también el Norte) es un buen complemento al propio argumento de la obra. Y aumenta la leyenda de este peñasco atlántico, que ha albergado a tanta celebridad a lo largo de su historia. Y que tan atractivo es para los británicos, quizá desde Nelson o desde mucho tiempo antes, ya que fueron los ingleses los primeros turistas que llegaron a Tenerife, en el siglo XVII, para curarse de las fiebres africanas y como antesala de su regreso a casa. Muchos se quedaron. Leer la obra de Lodge es también un aldabonazo en las conciencias de los que han propiciado la masificación de la Isla, la suciedad y el artificio urbanístico. De los que han convertido a Tenerife en un solar poblado de cemento, a veces sin ninguna piedad.

SUPERCONFIDENCIAL ANDRÉS CHAVES