Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Junta Electoral prohíbe el 'Día del Vecino' y el 'Día de la Juventud' en Santa Cruz de Tenerife leer
LA MEDIA COLUMNA FRANCISCO AYALA

Ratificación de la chorrada


14/dic/02 21:15 PM
Edición impresa

EL COMITÉ DE DERECHOS Humanos del IES "Los Realejos" me obliga a releer un artículo que escribí "in illo tempore" y que titulé "Perder el tiempo en chorradas". Los señores profesores y alumnos del tal comité, que no sé si son todos los del centro o sólo los apuntados en tan noble y altruista colectivo, me responden colegiadamente pero, de forma incomprensible, a algo que ni he escrito ni me ha pasado por la imaginación. Estimo que, en mi comentario, se podrían encontrar agarraderas para fundamentar una réplica medianamente justificada, pero recurrir a la salida por la tangente a falta de argumentos es, además de una lamentable falta de imaginación, la práctica de la fantasía y la mentira a partes iguales. ¿O encuentran mis replicantes otra forma de calificar un mentís a lo que no he escrito, adobada la cosa, además, con reproches y denuestos, dicho todo ello con una ironía más sosa que unas papas arrugadas sin sal?

Es una táctica infantiloide achacarme, por las buenas, que llamo todo lo que dicen a unos señores que han participado, según cuentan, en unas "Jornadas por la Solidaridad" que se organizan anualmente en Los Realejos "bajo algún lema relacionado con el respeto a los derechos humanos". No acumulen, señores profesores y alumnos que me replican, más chorradas sobre las ya cometidas. Para nada he comentado - y si lo hubiera hecho sería para elogiarlo - que, en esas Jornadas, se trate el tema de la pena de muerte, así como cuestiones concernientes a la atención del hambre en el mundo, las campañas de auxilio a damnificados por catástrofes naturales, a la concienciación sobre libertad de expresión o sobre cualquier hecho altruista de los que mis replicantes mencionan. Me parece estúpido, aparte de malévolo, este proceder cuando se me conoce suficientemente por la trayectoria que siempre he seguido en esta y en todas las columnas periodísticas que he tenido a mi cargo.

Por este lado, pues, pinchan en hueso los señores miembros del Comité de Derechos Humanos del IES "Los Realejos". Sin embargo, callan como tumbas sobre el meollo de la cuestión. Ni siquiera una mención de pasada, lo que prueba que, en el fondo, les consta que han metido la pata, que han hecho el choni - que eso sí escribí en el artículo objeto de contesta y ahora repito - en esta sociedad insular, pidiendo al Ayuntamiento de su pueblo que apruebe, en pleno, una declaración institucional en la que haga constar "solemnemente su compromiso a favor de la abolición de la pena de muerte en todo el mundo y su determinación de colaborar en el objetivo de un mundo sin ejecuciones". Eso, señores del Comité del IES "Los Realejos", y no las "Jornadas de Solidaridad" y su temario, es lo que constituye una chorrada tan solemne o más que el compromiso que piden a su Corporación Municipal, y que redondean con la siguiente parrafada: "De esta manera Los Realejos será la primera localidad de Tenerife que adopte un acuerdo de estas características y proyección social y humanitaria". Menos mal que los señores ediles del Ayuntamiento realejero tienen sentido del ridículo y me supongo que ni caso.

LA MEDIA COLUMNA FRANCISCO AYALA