Cultura y Espectáculos

Un macroestudio sobre absentismo propone "recuperar la calle" ante el auge de la droga

La Fundación Centro de Atención a la Familia, el Gobierno y la Universidad abogan por pactar con los medios de comunicación hacer un seguimiento a los menores de 6 años con hermanos que han fracasado o no patrocinar macrofiestas para evitar estas actitudes.

EL DÍA, S/C de Tenerife
14/dic/02 20:05 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

Ampliar la jornada lectiva, realizar un seguimiento a los niños menores de 6 años con hermanos absentistas, mejorar las técnicas de estudio, recuperar la calle ante el auge de las drogas, pactar con los medios de comunicación, implantar una tasa a las instalaciones de hostelería o no patrocinar macrofiestas son sólo algunas de las 74 medidas propuestas por la Fundación Canaria Centro de Atención a la Familia, recogidas en las conclusiones de un macroestudio sobre fracaso escolar que esta entidad hizo público ayer de la mano de su director, Raimundo Moreno.

Manuel Hernández, psicólogo, profesor de la ULL y corresponsable del trabajo, fijó las causas del absentismo en la existencia de contenidos no atractivos, poca claridad o insuficiente motivación en el ámbito educativo; falta de interés, autoestima o expectativas en el terreno personal; conflictos y dificultades económicas en la familia; la influencia de los salones recreativos o centros comerciales en el entorno, o la de la televisión, que resta horas de clase e incita al consumismo. "Sorprende, sin embargo, constatar que la influencia de los compañeros actúa en mayor medida para no faltar a clase", señaló.

El macroestudio, realizado entre marzo de 2000 y julio de 2002 en colaboración con las Consejerías de Educación y Asuntos Sociales y la Universidad de La Laguna, no se limita a ofrecer meros datos, sino que propone vías para ayudar a solucionar el problema, tomando como punto de partida un informe del Consejo Escolar de Canarias (CEC) de 2001, que cifraba el absentismo en torno al 9 por ciento de la población escolar, siendo injustificado el 7 por ciento, y mayor en tercero de la ESO. El CEC apuntaba además a Tenerife y Fuerteventura como Islas con mayor índice de "fugas" de las aulas, y recordaba que la gran mayoría de los adolescentes detenidos por la policía son analfabetos.

La psicóloga Rosario Hernández resaltó, por su parte, que éste el análisis se centró en cuestionarios aplicados a alumnos de Primaria y Secundaria y a directores de centros educativos. La muestra se localizó en zonas urbanas (Santa Cruz, La Laguna o Candelaria), turísticas (Arona y Puerto de la Cruz) y rurales (Arico y La Matanza) de Tenerife, y se realizó sobre alumnos de Primaria y Secundaria (de entre 9 y 16 años) de centros públicos, así como sobre familias y centros de salud. La cantidad de cuestionarios resueltos asciende a 975 en Primaria y 737 en ESO; 30 para directores y jefes de estudio; 90 de familias de alumnos absentistas; 8 en centros de servicios sociales y 23 en asociaciones de vecinos. En total, se aplicaron 1.888 cuestionarios, con un total de 89.359 preguntas resueltas.

Los objetivos del estudio, dijo Raimundo Moreno, fueron conocer y clarificar los conceptos de absentismo y fracaso escolar, averiguar el perfil de los menores propensos a estas actitudes, y desgranar sus causas y consecuencias.