Gastronomía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hélène Cattet y Bruno Forzani revitalizan el cine fantástico europeo leer

UNA SABIA MEZCLA de dos culturas


FRANCISCO BELÍN, S/C de Tenerife
14/dic/02 20:47 PM
Edición impresa
FRANCISCO BELÍN, S/C de Tenerife Escapar del bullicio intenso de la capital. Nada mejor que pasear por las calles peatonales de la ciudad, tomar un respiro y también mimar el paladar tal y como se merece. Un lugar tranquilo por definición, la Plaza de la Isla de la Madera, y un establecimiento, Tasca La Recova, en el que armonizan a la perfección las más ricas propuestas gastronómicas de dos culturas diversas y que aquí son perfectamente compatibles: la canaria y la vasca.
Su propietario, Ricardo Maestro Morín, con gran experiencia en la restauración aquilatada en generaciones de la familia, afirma que el gran atractivo del local, cercano a la Sala de Exposiciones de La Recova y al teatro Guimerá, es el de "afinar en una sabrosa variedad de comida casera, con toques canarios o vascos", según la especialidad y las preferencias.
Maestro Morín comenta que la diversidad en platos tan agradecidos como nutritivos de unos buenos callos o ropa vieja, cremas o sopas siempre atendiendo a la materia prima de temporada, se pueden combinar en este espacio con lo más propio de la tasca. El picoteo goloso para el que no faltan tablas de quesos, embutidos y jamón ibérico contrasta con especialidades refinadas y "delicatessen" que salen del talento y experiencia del cocinero de Bilbao, José María Basterra: revueltos especiales, pasteles de verdura o espinaca, tortilla hindú (para los amantes de los sabores fuertes y picantes), además de refrescantes ensaladas.
Quizá sea recomendable prepararse con un aperitivo en la barra para ascender a la coqueta sala con capacidad total para 24 comensales. La decoración suaviza el ánimo, con varios cuadros de la artista canaria Elisabeth Friend y una secuencia de helechas en los ventanales.
La carta de vinos es otro de los retos del propietario de la Tasca La Recova, que renueva la bodega, paulatinamente, con lo más selecto. Hay diversidad de caldos canarios para regar las delicias que prepara Basterra, y también se brindan el Rioja o Ribera del Duero para los catadores más exigentes.
¡Ah! La parte más dulce. Postres caseros, tiramisú, pudding, flanes... Peras al vino y ¡prepárense! Macedonia de frutos secos con contraste de helado de limón.
El entorno no puede ser más gratificante. La tasca, ubicada en el número 13 de la referida Plaza, tiene horario de 12 del mediodía a 5 de la tarde y de 7:30 a 12 de la noche.
El momento nocturno imprime un toque romántico al lugar y el grupo o la pareja que acude a disfrutar de una representación teatral o de un concierto dispone aquí del broche de oro a una particular velada.
Ricardo Maestro avanza que es inminente la apertura de una terraza en el exterior, circunstancia que redoblará aún más, si cabe, el encanto de este local, en el que se pueden efectuar reservas en el teléfono 922 29 61 74. Desde desayuno a tapeos, la gama de ofertas se multiplica en el flamante establecimiento que abrió sus puertas el pasado verano.