Tenerife Norte

Se busca escultura de CINCO metros

Magy Rivera espera desde septiembre que el Consistorio de Puerto de la Cruz le comunique oficialmente qué ha pasado con una gran estatua de hierro, telas, resinas y arena que hasta agosto estaba en el depósito municipal. EL DÍA ha confirmado que su obra acabó en el vertedero.

EL DÍA, Puerto de la Cruz
14/dic/02 18:32 PM
Edición impresa

EL DÍA, Puerto de la Cruz

La artista Magy Rivera lleva tres meses esperando a que el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz le comunique de forma oficial algo que ya es una realidad confirmada a EL DÍA por el gobierno local (PSOE): su espectacular escultura de cinco metros de altura elaborada con hierros, telas, resinas y arena de playa, que fue retirada de la Punta del Viento con motivo de las pasadas fiestas de julio, terminó en la basura después de pasar alrededor de dos meses en el depósito municipal.

Rivera lamenta que el alcalde portuense, Salvador García, no haya tenido tiempo para recibirla desde el pasado mes de octubre, a pesar de haber pedido cita "dos veces en persona y en varias ocasiones por teléfono". Tampoco entiende que la concejala de Servicios Socioculturales, Ángeles Matrero, se desentendiera del asunto alegando que ella "no tuvo nada que ver" y considera "insuficiente" la "poco clara" respuesta recibida de la edil de Turismo, María Jesús Ferrer, " que se limitó a decir: según parece su escultura se tiró".

El ayuntamiento se defiende alegando que la obra estuvo dos meses en el depósito municipal "sin que nadie se interesara por ella", por lo que con motivo de la limpieza de estas dependencias y "dado el considerable deterioro de la obra", se consideró "material de desecho".

Rivera tardó un mes en crear esta escultura valorada, a su juicio, en unos tres mil euros. "No era una chapuza y, aunque estuviera algo deteriorada, me tenían que haber avisado antes de deshacerse de ella. Igual que hicieron cuando se retiró de la calle", sentencia.

Esta artista afincada en Puerto de la Cruz desde hace ocho años y propietaria de una galería de arte asegura que sólo pretende que el consistorio la compense por este "error lamentable" o, "por lo menos", que le den una explicación y pidan disculpas.

Unos 15 días antes de terminar en el vertedero, la obra de Rivera fue expuesta, y devuelta a Puerto de la Cruz, por el Ayuntamiento de Arico. Una triste coincidencia.