Tenerife Sur

El Foro contra la Incineración pide el cambio en la gestión de residuos

Rechaza la acusación de que le mueva intereses ocultos e insiste en que se quiere instalar una gran incineradora.

EL DÍA, Arico
14/dic/02 19:25 PM
Edición impresa
EL DÍA, Arico

El Foro contra la Incineración demanda el cambio en el modelo de gestión de los residuos y critica la intención del Cabildo de construir en Arico una de las mayores incineradoras de Europa", según desprenden del contenido del Plan Director Insular de Residuos (PDIR).

Este colectivo rechaza que le muevan intereses sin especificar y sí el deseo de "que se cambie un modelo que nos ha llevado a situarnos en la cola de Europa en la materia y que afecta gravemente a nuestro medio ambiente y a unos ciudadanos de Tenerife, que tienen que sellar sus ventanas para dormir por la noche".

En un comunicado hecho público ayer, el Foro indica que "evitar eso, no con soluciones milagrosas y peligrosas para la salud de las personas directamente o por medio de los alimentos que consumimos, es nuestro objetivo y nuestro único interés oculto".

Respondiendo a las últimas informaciones facilitadas desde el Cabildo de Tenerife sobre el tema, el Foro contra la Incineración recuerda que en las reuniones mantenidas con dirigentes de dicha Corporación y en los pronunciamientos públicos realizados "se manifiesta la intención de convocar un concurso internacional no para la gestión del vertedero, como se dice ahora, sino para buscar el mejor sistema".

El Foro también critica el uso de la expresión valorización energética, de la que dicen que "en la práctica no significa absolutamente nada porque abarca desde aprovechar el biogás de los vertederos hasta incinerar, pasando por hacer una hoguera para calentarnos".

Finalmente, este colectivo que aglutina a vecinos, partidos políticos, sindicatos y otros grupos sociales, manifiesta que "a los vecinos de Arico les importa poco" el color político de los responsables de adoptar decisiones respecto a esta instalación, "después de la ignominia que han tenido que padecer desde el año 1985 y la amenaza que para ellos supone la intención del Cabildo Insular cara al futuro".