Venezuela

EE UU presiona a Chávez para que convoque elecciones anticipadas

Ari Fleischer, portavoz de la presidencia estadounidense, da un espaldarazo a la oposición que insiste en pedir "elecciones ya". "Los venezolanos se merecen algo mejor", sentenció.

14/dic/02 20:48 PM
Edición impresa

Temor a un magnicidio

El vicepresidente, José Vicente Rangel, aseguró que hay "francotiradores expertos" dispuestos a "eliminar" a Chávez, y que no descarta "actos de terrorismo generalizado". Rangel advirtió de que si la oposición fuerza las circunstancias "el enfrentamiento va a ser cruel", aunque aseguró que el Gobierno no desea la violencia. Según Rangel, es difícil que prospere un golpe de Estado contra el Gobierno de Chávez, pero los sectores golpistas no han renunciado a acciones terroristas. "Creo que un golpe de Estado es difícil pero no imposible. Como tampoco descarto el magnicidio. Aquí hay francotiradores expertos que están  cazando  al presidente para eliminarlo en cualquier momento", aseguró.

COLPISA, Caracas

Venezuela aguanta una situación insostenible. Preocupada por el lento desarrollo de los acontecimientos, la Casa Blanca advirtió al gobierno de Hugo Chávez que la única salida a la crisis política es la que pasa por la consulta electoral. "Estados Unidos está convencido que el único camino pacífico y políticamente viable para salir de la crisis es a través de la realización de elecciones anticipadas", señaló Ari Fleischer, portavoz de la presidencia estadounidense, dando un espaldarazo a la oposición que insiste en pedir "Elecciones ya".

Y, sin que parezca haber acercamiento en la posturas, el gobierno defiende la política de "aquí no pasa nada". Previamente el funcionario del gobierno de George W. Bush repasó los últimos hechos: "Durante la semana se han realizado disparos contra manifestantes pacíficos, han aumentado los ataques contra la televisión, la radio y periódicos y los trastornos en la economía venezolana han creado una grave situación. Estos acontecimientos han causado gran dolor y privaciones en Venezuela. Los venezolanos se merecen algo mejor".

No es de extrañar que Washington esté "profundamente preocupado", como reconoció Fleischer, por coyuntura venezolana y en particular por la paralización del 80% de las actividades en la industria petrolera del quinto productor del mundo de combustibles al que Estados Unidos compra el 15% de su consumo. A esto se unen sus preparativos para comenzar la guerra contra Irak lo que podría enemistarle con otros suministradores de petróleo del Golfo Pérsico. Otro factor de preocupación es el acercamiento de Venezuela a gobiernos enemigos de Washington como el mismo Irak, Libia y Cuba.

Mientras se llega a alguna solución, la huelga sigue y las fechas previas a la Navidad son muy diferentes a las de años anteriores.