Vivir
LOS ACCESOS A LAS CUMBRES DE LAS CAÑADAS ESTÁN ABIERTOS, DESPUÉS DE LA RETIRADA DE LAS ROCAS DESPRENDIDAS EN LOS AZULEJOS POR EL MAL TIEMPO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS.

La borrasca cubrió de nieve las cumbres del Teide, que luce su invernal manto blanco


EL DÍA, S/C de Tenerife
15/dic/02 20:50 PM
Edición impresa

La fuerte borrasca que esta semana se situó sobre Canarias dejó precipitaciones en forma de nieve en las faldas del Teide que, a pocos días para acabar el otoño, ha recuperado su tradicional estampa invernal y lucía ayer entre nubes un vistoso manto blanco, preámbulo de un esperado año de bienes.

Las carreteras de acceso a Izaña permanecen abiertas y desde el Cabildo de Tenerife se informó ayer de que habían recuperado la normalidad, tras la retirada de las rocas desprendidas en la zona de Los Azulejos por el mal tiempo de los últimos días. No obstante, se aconsejó precaución en los desplazamientos por las cumbres de la Isla, que visitan miles de tinerfeños atraídos por la insólita belleza de estos parajes nevados.

El Gobierno central comunicó ayer que la falta de suministro eléctrico por el temporal ha afectado a la estación de Paso Alto, que da servicio al radar, geniometría y alguno de los sistemas VHF del Centro de Salvamento Marítimo en Tenerife. Pese a ello, las comunicaciones están garantizadas con el sistema VHF de la Torre.

LOS ACCESOS A LAS CUMBRES DE LAS CAÑADAS ESTÁN ABIERTOS, DESPUÉS DE LA RETIRADA DE LAS ROCAS DESPRENDIDAS EN LOS AZULEJOS POR EL MAL TIEMPO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS.