Vivir
DOMINGO FEBLES PRESIDENTE DEL CASINO DE TENERIFE

"Queremos romper nuestra fama de clasistas"

Renovarse o morir, así lo dice Domingo Febles, un hombre respetuoso con la tradición y con los socios del Casino, pero convencido de que el futuro pasa por su modernización.

EL DÍA, S/C de Tenerife
15/dic/02 20:50 PM
Edición impresa

La cita con Domingo Febles, presidente del Casino de Tenerife, significa interrumpir su trabajo ante una mesa de despacho plagada de documentos que firmar, cartas con solicitudes que atender y folletos que recogen la febril actividad que acoge estos días los salones y restaurantes del emblemático edificio de la Plaza de la Candelaria.

Recién concluida su XXXV Semana de la Música, el Casino se prepara para los tradicionales actos de la Navidad, aunque con la vista puesta ya en los Carnavales. Entre los que cierran el año, el acto más singular es la presentación en sociedad de las señoritas hijas de socios, con la particularidad de que el próximo día 25 se cumplirán los cincuenta años del primer evento, lo que hará que una decena de aquellas jovencitas de 1952, hoy señoras, revivan aquel momento junto a las siete adolescentes de este año.

- ¿Qué significado tiene esta fiesta en estos tiempos?

- Esta fue la primera sociedad en España que la tuvo, luego surgió en Madrid, Barcelona y Pontevedra. Hoy en día es de las pocas en que queda y mientras las jóvenes y los socios quieran la seguiremos manteniendo. Lo que está claro es que cuando mis hijas se presentaron eran unas 40 o 50, el pasado año fueron cuatro y éste siete. Estamos hablando de una época en que no había tantas fiestas ni televisión. Tiene cierto encanto para nosotros los mayores.

- Pero tienen fama de clasistas.

- Probablemente, y es una de las cosas que queremos romper. Es una sociedad tradicional, un casino cultural, que no de juego. Eso es una lucha de esta junta, que no nos tengan miedo, que no somos un grupo extraño.

- ¿Y dejarán pasar con tenis?

- Hay siempre unas normas en todas las sociedades y eso es lo que quieren los socios.

- Parece irremediable modernizarse si no quieren que muera con sus socios.

- Cierto, pero debemos ir adaptándonos poco a poco. Nos debemos a un colectivo de socios que no nos podemos saltar a la torera. Pero somos bastante aperturistas, aunque parezca que no. Ahora lo estamos intentando a través del reglamento, porque la Ley de Asociaciones nos obliga, estudiar la manera de que venga la juventud al Casino. Es una lucha difícil, porque no hay zonas deportivas. Estamos viendo la posibilidad de hacer gimnasios o alguna zona deportiva en los sótanos.

Obras por la riada

- Están de obras por la riada del 31 de marzo.

- Estamos reparando la biblioteca. El salón principal se levantó todo y el Salón Presidente. Y ya aprovechamos para impermeabilizar las terrazas y arreglar todas las balconadas y la cornisa, en la que se hizo una grieta enorme. A Dios gracias las pinturas de Néstor Álamo quedaron intactas. Al parqué también le aparecieron picados y se ha decidido poner el primitivo. También en las balconadas apareció material antiguo, porque este edificio se inauguró en 1935.

- Y todo sin ayudas.

- No deja de ser paradójico que a pesar de que Patrimonio ha declarado Bien de Interés Cultural los cuadros que tenemos no nos dé ningún tipo de ayuda.

- No he encontrado la página "web" del Casino.

- La están confeccionando. En ella aparecen todas las instalaciones, las actividades e incluso nos va a servir de boletín informativo.

DOMINGO FEBLES PRESIDENTE DEL CASINO DE TENERIFE