Venezuela

EE UU da marcha atrás sobre elecciones anticipadas y ahora sugiere un referéndum

El portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, dijo a la prensa que EE UU respalda una consulta "para que se pueda escuchar la voluntad del pueblo", pero dejó claro que Washington "no está haciendo un llamamiento para que se introduzcan enmiendas a la Constitución".

EFE, Washington
17/dic/02 20:55 PM
Edición impresa

Estados Unidos dio ayer atrás en su propuesta de celebrar elecciones anticipadas en Venezuela, y pidió la realización de un referéndum, cuya fecha no especificó, a fin de solucionar la crisis política de ese país.

El portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, dijo a la prensa que EE UU respalda un referéndum "para que se pueda escuchar la voluntad del pueblo", pero dejó claro que Washington "no está haciendo un llamamiento para que se introduzcan enmiendas a la Constitución" de Venezuela.

Fleischer declaró que cada sugerencia de parte de Washington se formula en el marco de la Constitución venezolana.

Estados Unidos pidió el viernes la celebración de elecciones anticipadas en Venezuela como fórmula para salir de la crisis por la que atraviesa desde hace meses.

Dos días después, el jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez, rechazó cualquier injerencia extranjera en la soberanía nacional.

"Este es un país soberano, que tiene su Constitución y sus leyes. Venezuela no puede aceptar que ningún país trate de tener injerencia en asuntos internos que son propios de los venezolanos, ningún país puede aceptarlo", dijo Chávez.

La oposición venezolana ha exigido la renuncia del presidente Chávez y la celebración de elecciones anticipadas, lo cual no está previsto en la Carta Magna.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Roy Chaderton, insistió el viernes, horas después de conocerse la propuesta de EE UU, en que la solución a la crisis venezolana pasa por el respeto a la Constitución, que permite un referéndum revocatorio a partir de agosto de 2003, cuando se cumple la mitad del mandato de Chávez.

Ayer, el portavoz de la Casa Blanca señaló en un comunicado que EE UU ha dejado claro que la crisis política venezolana debe resolverse a través del diálogo, "a través de las urnas, lo que también incluye un referendo".