Internacional

Estados Unidos dice que Irak ya tuvo su "última oportunidad"

El informe presentado por Bagdad "era la última ocasión que tenía Sadam de informar al mundo de forma plena, exacta y completa sobre las armas de destrucción masiva que posee", dijo Ari Fleischer.

EFE, Washington
18/dic/02 20:56 PM
Edición impresa

Estados Unidos ha reiterado que el informe presentado por Irak a la ONU fue la última oportunidad de Bagdad para demostrar que no cuenta con armas de destrucción masiva y que ya no hay espacio para correcciones.

"Creo que ha sido abundantemente claro... que ésta era la última oportunidad que tenía Irak de informar al mundo de forma plena, exacta y completa sobre las armas de destrucción masiva que posee", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer.

Irak ha negado que sus arsenales incluyan armas nucleares, biológicas o químicas.

Estados Unidos y Gran Bretaña han dicho que lanzarán una intervención militar contra Irak si se demuestra que el Gobierno de Sadam Husein ha violado la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para asegurar que no cuenta con ese tipo de armas.

La resolución aprobada el mes pasado advierte a Irak de que puede sufrir "serias consecuencias" si no cumple con las demandas de desarme de la ONU y da cuenta de todas sus armas, químicas y biológicas.

La advertencia de Fleischer fue formulada el lunes poco antes de que el secretario de Estado, Colin Powell, afirmara que el Gobierno de EE UU tenía algunas dudas sobre el informe de unas 12.000 páginas, sin agregar más detalles.

"Desde el principio dijimos que lo vemos (el informe) con escepticismo y la información que he recibido hasta ahora es de que ese escepticismo está bien fundamentado", expresó.

"Nos reservaremos una opinión final, o una declaración final, hasta que hayamos completado nuestro análisis, completado nuestras discusiones con los inspectores de armas de la ONU y de la IAEA", señaló Powell.

La IAEA es la Organización Internacional de Energía Atómica cuyos miembros participan en la búsqueda de armas junto a los inspectores de la ONU.