Vivir

La CEAR pide más competencias sobre protección de menores para los cabildos

El presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado en Canarias, Armando Quintana, defendió en unas jornadas celebradas ayer la creación de centros especiales para los menores inmigrantes y cambios en la Ley del Menor para aplicarles medidas educativas especiales.

EFE, Las Palmas
18/dic/02 20:57 PM
Edición impresa

El presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en Canarias, Armando Quintana, reclamó ayer la concesión de mayores competencias sobre protección de menores, extranjeros o no, para los cabildos insulares, instituciones que gestionan ahora mismo los centros de acogida.

Quintana, que participa en Las Palmas en unas jornadas sociosanitarias organizadas por la empresa Aeromédica Canaria, consideró que "a pesar de ser las instituciones más cercanas a los menores, las corporaciones insulares son en la actualidad las que menos competencias poseen en esta materia, ya que éstas se limitan a la gestión de los centros y la búsqueda de financiación para las instalaciones en las que son acogidos".

Quintana se refirió al "fuerte cambio cualitativo" que CEAR ha detectado en los menores extranjeros no acompañados llegados a Canarias y situó en "un 60 por ciento los que son enviados por la propia familia en busca de un futuro mejor, cuyo mayor disgusto es que sean devueltos a su país de origen", y "en un 20 por ciento los que tienen una conducta altamente conflictiva".

También ha variado por la diversidad de edades, ya que "hay momentos en los que, en un mismo grupo, CEAR atiende a chicos con edades que oscilan entre los 10 y 14 años y los 14 y 18, lo que, unido a la masificación de los centros, provoca que los más pequeños se contagien de actitudes que no son positivas para su desarrollo".

"La Montañeta"

Como reflejo de esta situación, Quintana afirmó que durante este año, en Gran Canaria CEAR ha atendido a 88 personas en las tres casas de acogida que gestiona, que cuentan con recursos para 33 plazas.

Sobre los hechos de violencia ocurridos en "La Montañeta" el presidente de CEAR en Canarias, abogó por "la creación de centros especiales de protección - ya que son menores sin medidas judiciales - , que permitan ofrecer a estos chicos con un perfil determinado una atención más específica, en la que podrían intervenir incluso profesionales de la psiquiatría".

Además, consideró que se debería modificar la Ley del Menor vigente para poder aplicar a estos menores en situación de protección "algunas medidas educativas especiales".

Sobre la reunificación familiar de estos menores extranjeros, principio que inspira la Ley de Extranjería, Quintana pidió que las averiguaciones que se hacen sobre la situación de las familias de los chicos españoles declarados en desamparo se realicen también en el caso de los inmigrantes, ya que, apuntó, "antes de abocarlos a una situación de desamparo sería mejor dejarlos aquí en acogida".