La Laguna

El Pleno impulsa la puesta en marcha del Consejo Municipal del Patrimonio Histórico

Tres de los seis puntos propuestos por el PSC en la sesión extraordinaria de ayer, dedicada de forma monográfica al conjunto histórico, fueron aprobados después de un amplio debate en el que se analizó la situación actual en el tercer aniversario de la declaración de la Unesco.

FRANCISCO BELÍN, La Laguna
19/dic/02 14:18 PM
Edición impresa
El Grupo Socialista había solicitado por segundo año la convocatoria de un pleno extraordinario sobre la realidad del conjunto histórico en el tercer aniversario de la declaración de La Laguna como Patrimonio de la Humanidad. Presentaba el PSC una "batería" de puntos, de los que finalmente, tras un debate de unas cinco horas, fueron aprobados tres de ellos. Así, se dio visto bueno a la iniciación del expediente encaminado a la creación urgente y la regulación de organización y funcionamiento del Consejo Municipal del Patrimonio Histórico, que se convertirá en órgano de participación y colaboración de la ciudadanía.
En segundo lugar, se aprobó el acuerdo de que el ayuntamiento se dirigirá a los Gobiernos central y autonómico, y al Cabildo para que abran líneas específicas de financiación del centro histórico. Por último, se comunicará por escrito a los propietarios la colaboración en todos aquellos trabajos relacionados con la redacción del Plan Especial de Protección.
En un salón de plenos sin público y con la presencia de la responsable del equipo redactor del PEP, María Luisa Cerrillos, arrancó la sesión con un anecdótico intercambio de pareceres entre la alcaldesa, Ana Oramas, y el portavoz socialista, Santiago Pérez, a cuenta de dos grandes pantallas colocadas como soporte visual que pasaban imágenes alusivas al patrimonio. El jefe de la oposición intentó aclarar si esta situación creaba un precedente para el futuro.
Antes de que el concejal José Antonio Valbuena se extendiera en sus tesis sobre lo que para el Grupo Socialista debería corresponder a una óptima gestión del casco histórico, intervino Miguel Ángel Fernández Matrán, presidente del Cicop (Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio). Matrán resaltó que "hemos visto la política de bienes culturales entre dos tendencias: la restrictiva (mera operación de rescate mediante el gasto público) y expansiva (que sólo se interesa por la promoción turística)".
Asimismo, analizó factores como la educación, el turismo, la política fiscal o la investigación de nuevas tecnologías aplicadas al patrimonio cultural. Valbuena se extendió en una serie de argumentos para reprobar la actuación de los gobernantes en materia de gestión del casco histórico. "Los festejos de la declaración han sido de tal calibre en su afán publicitario que casi superan a los del Cristo o los de San Benito".
Ana Oramas recordó la emoción sentida en Marrakesh tras la declaración y remarcó que "se cuenta con el mejor equipo redactor del PEP"; Juan Torvisco defendió con datos y números su gestión. José Miguel González hizo lo propio respecto a las ventajas fiscales y Caballero explicó los fundamentos para una reurbanización idónea en el casco. Manuel Noda (Mixto) pidió un mayor grado de compromiso con las propuestas y Santiago Pérez rogó a los gobernantes que "no prolonguen más el calvario a los pobladores del centro".