Canarias

Los tres diputados socialistas de La Gomera vetan los presupuestos

Los parlamentarios, dos tercios de los representantes de la Isla, utilizaron el derecho estatutario para oponerse a la votación de unas enmiendas con partidas para el nuevo hospital que Coalición Canaria y el PP iban a rechazar.

CARLOS VEGA, S/C de Tenerife
19/dic/02 16:31 PM
Edición impresa

Los tres diputados socialistas por la isla de La Gomera vetaron ayer los presupuestos de la Consejería de Sanidad y Consumo del Gobierno en el debate parlamentario de las enmiendas parciales del proyecto de Ley de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2003. Su oposición implica el retraso de la votación de esa sección, así como de los presupuestos, hasta una nueva sesión plenaria que se celebrará hoy.

Julio Cruz, José Ramón Mora y Rosa Guadalupe Jerez utilizaron el derecho que atorga el Estatuto de Autonomía a los dos tercios de los diputados de una Isla para oponerse a una votación si ésta supone un perjuicio para sus intereses.

En este caso, los socialistas defendieron dos enmiendas para aumentar en 2 millones de euros la partida destinada en los presupuestos a la creación del nuevo Hospital de La Gomera. Ante el rechazo expresado por Coalición Canaria, decidieron vetar la votación, algo que el PSC había anunciado en rueda de Prensa esa misma mañana.

Julio Cruz manifestó que se trata de un "basta ya" a la "incompetencia del Gobierno" que desde 1999 "engaña a los ciudadanos gomeros" con partidas para el hospital que luego desvía a otros fines. Destacó que "el Ejecutivo no quiere hacer el centro hospitalario", porque el Cabildo de la Isla ha ofertado un solar disponible de 60 mil metros cuadrados.

El Grupo Socialista denunció el déficit sanitario en La Gomera, donde existe un hospital con 33 camas desde hace 25 años. Las nuevas instalaciones, con un coste de casi 20 millones de euros, supondría un aumento de 50 camas.

La responsable de Sanidad del Grupo de CC, Marisa Zamora, achacó el retraso en la construcción del edificio a la "incompetencia" de la corporación insular de La Gomera, por cometer el "error gravísimo de ceder unos terrenos sin tener la propiedad de todas las parcelas". Asimismo, acusó al PSC de actuar de manera "ligera e imprudente" y de utilizar como arma política aspectos tan serios como la sanidad.