Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan la muerte violenta de una mujer en El Vendrell leer

La planta de envasado de papas de Benijos se inaugurará el 15 de marzo

El presidente de la cooperativa agrícola del barrio de las medianías orotavenses, Octavio Dóniz, adelantó ayer a EL DÍA que se ofertarán cinco productos distintos, bajo el nombre común de "Pap-Natur"

EL DÍA, La Orotava
20/dic/02 18:32 PM
Edición impresa

El presidente de la Cooperativa Agrícola de Benijos, Octavio Dóniz, adelantó ayer a EL DÍA que la planta de envasado de papas se inaugurará el próximo día 15 de marzo. La instalación de las medianías de La Orotava sacará al mercado en un plazo de tres meses cinco productos distintos, todos con la marca "Pap-Natur. Productos de la tierra" y un certificado de calidad.

Se distribuirán papas peladas y envasadas al vacío sin conservantes para freír, guisar y componer. Vendrán en envases de medio kilo, para supermercados y grandes superficies, y de 10 y 15 kilos, para restaurantes y hoteles.

Además, los consumidores podrán elegir entre cuatro categorías de papas depositadas en mallas de colores: "etiqueta negra y oro", un producto de "calidad suprema" que será objeto de un seguimiento especial a pie de campo; "verde natural", tubérculos cultivados con un mínimo de productos fitosanitarios, "de manera casi ecológica"; "azul y naranja" para la producción de calidad media, y el etiquetado de "papa común" para los tubérculos producidos tradicionalmente.

Dóniz recalca que esta iniciativa es "única en Canarias" y subraya que las papas que se envasen en Benijos "serán siempre de las Islas". Las cooperativas de San Miguel, San Isidro y San Juan de la Rambla también se han sumado a este proyecto, "que espera dar salida a toda la producción".

Esto será posible gracias a las cámaras de frío de Benijos, también pioneras en el Archipiélago, que permitirán conservar las papas con calidad óptima durante ocho meses.

La cooperativa ya ha comprado ocho camiones para repartir la mercancía y está a la espera de una más que probable respuesta afirmativa del Ministerio de Agricultura para financiar una ambiciosa campaña publicitaria.

A juicio de Dóniz, esta iniciativa es el único modo de supervivencia que tiene la papa de medianías.