Dinero y Trabajo

Madrid califica de "enorme catástrofe" el impacto del temporal en el campo canario

El subsecretario del MAPA hizo esta afirmación ayer, en Santa Cruz de La Palma, después de ver con sus propios ojos los destrozos en esa Isla y analizar la información preliminar sobre las pérdidas en el conjunto del Archipiélago que le fue facilitada el día anterior, en Tenerife.

EL DÍA, S/C de La Palma
21/dic/02 15:47 PM
Edición impresa

"Es una enorme catástrofe y la sensación es de enorme tristeza porque va a tardar un tiempo en recuperarse la producción que se ha perdido ".

Con estas palabras se refirió ayer el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Manuel Lamela, a los daños que el temporal de viento y agua ha ocasionado en el campo canario y, en particular, en las comarcas Norte y Este de La Palma, donde cultivos como el plátano han quedado arrasados y otros como la naranja, la papa, el aguacate o las próteas han sufrido serios perjuicios. El Cabildo de La Palma, en una primera evaluación de los daños, habla, como ya se informó, de unas pérdidas superiores a los 21 millones de euros.

Agilizar las indemnizaciones

Lamela, que visitó ayer explotaciones y cooperativas de Puntallana, San Andrés y Sauces y Barlovento, dijo que "es urgente comenzar las tareas de peritación y evaluación del siniestro para que las indemnizaciones lleguen cuanto antes a los agricultores". Aseguró que éste es el objetivo tanto del MAPA como de Agroseguro, y que confía en que en dos o tres meses empiecen a llegar las primeras ayudas.

Confirmó a los alcaldes de los municipios afectados que el Ministerio de Agricultura ha habilitado una partida inicial de 20 millones para paliar los daños sufridos en el campo canario por este temporal.

El subsecretario reconoció que en La Palma se produce una circunstancia adicional, porque "estamos hablando de cultivos pequeños, de monocultivos, de agricultores que prácticamente viven de esta producción de manera exclusiva, de modo que la preocupación del Gobierno y del Ministerio es doble, en el sentido de que es necesario garantizar los flujos económicos necesarios para asegurar la continuidad de las explotaciones y la viabilidad económica de las familias afectadas". "En esa línea -añadió- vamos a trabajar y en esa línea propondremos a la Consejería de Agricultura las medidas adicionales que estimemos adecuadas, una vez que tengamos cuantificados los daños no sólo en los dos grandes cultivos que gozan de póliza única y de aseguramiento total, como el plátano y el tomate, sino en el resto de las producciones que se encuentran siniestradas". Lamela aseguró a los agricultores afectados que "tanto la Administración del Estado como la Autonómica van a trabajar codo con codo para paliar cuanto antes esta situación, ya que nuestro objetivo es que las circunstancias económicas se resuelvan de la manera más rápida posible". En este sentido, dijo que la póliza del plátano "va a estar a la altura de las circunstancias". Anunció que se van a establecer reuniones informativas con los agricultores para que sepan lo que se va a hacer y en qué plazos.