Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fuerzas kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico en Siria leer

El jefe de los inspectores, harto de Bush y de Blair, les exige pruebas contra Irak

Hans Blix, cansado de oírles asegurar que tienen constancia de que Sadam posee armas de destrucción masiva, declaró que "uno esperaría que pudieran decirnos dónde está ese material, Si tienen otra información, ¿por qué no se la dan a los equipos para que la verifiquen?".

COLPISA, Nueva York
21/dic/02 21:02 PM
Edición impresa
COLPISA, Nueva York

El jefe de los inspectores de la ONU, Hans Blix, atacó ayer a EE UU y Gran Bretaña, cansado de oírles asegurar que tienen constancia de que Irak posee armas de destrucción masiva pero sin ver las pruebas por ningún lado.

"Si Gran Bretaña y Estados Unidos tienen pruebas, entonces uno esperaría que pudieran decirnos dónde está ese material", declaró a una radio británica. "Si tienen otra información, como alegan, ¿por qué no se la dan a los equipos de los inspectores para que la verifiquen?"

Blix explicó el jueves al Consejo de Seguridad de la ONU las conclusiones preliminares que sus expertos han extraído del informe iraquí sobre su arsenal armamentístico. Pese a que el sueco que dirige a los inspectores de la ONU se siente tan decepcionado como el resto del mundo por la poca información adicional que contiene, Blix dice no tener capacidad para decir que Irak miente en el documento. Por el contrario, declaró que "no tiene pruebas de que tenga armas prohibidas ni de que no las tenga".

Decisión unilateral

En ese punto muerto que alimenta los argumentos de ambas partes, la "ruptura material" declarada por el secretario de estado Colin Powell acerca de los compromisos impuestos en la resolución 1441 es una decisión unilateral de EE UU. Así lo expresó el embajador ruso ante la ONU, que recordó que "esa es la opinión de EE UU, no del Consejo de Seguridad".

Paradójicamente, la revista "The Economist" notaba esta semana que el gobierno americano puede incurrir en "ruptura material" antes incluso que Irak, ya que no está cumpliendo con la obligación de aportar a los inspectores toda la documentación disponible para ayudar a los inspectores a hacer su trabajo. Algo que ayer hizo a Blix perder su cautela habitual.

"Ellos tienen todos los métodos de escuchas telefónicas, espionaje, satélites y un montón de fuentes de inteligencia que nosotros no tenemos. Lo más importante que un gobierno como EE UU o Gran Bretaña podría darnos es decirnos cuáles son los lugares donde ellos están convencidos de que se guardan algunas armas de destrucción masiva. Eso es lo que queremos".

El diario "Washington Post" observaba que el gobierno está acomodando los ultimátum en la ONU a su propio calendario de guerra, que no por coincidencia está fijado para fin de enero.