Sucesos

Un hombre armado y con pasamontañas atraca una sucursal bancaria de Vilaflor

El hecho se produjo en torno a las dos de la tarde de ayer cuando una persona entró en una oficina de CajaCanarias y, tras intimidar a la cajera, se apoderó del dinero que había a mano ante la mirada de cuatro clientes. El atracador huyó, al parecer, en un coche de color rojo.

SUR Dos detenidos por desobediencia a la autoridad
21/dic/02 9:54 AM
Edición impresa

SUR

Dos detenidos por desobediencia a la autoridad EL DÍA, S/C de Tenerife

La Guardia Civil de Las Américas detuvo a un nigeriano de 25 años, identificado como V.A., por un delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad. Una patrulla que realizaba un control en Costa del Silencio, cuando requirió la documentación al nigeriano y, en plena identificación propinó un empujón a uno de los agentes e intentó agredirles, siendo reducido.

Asimismo, agentes de la Policía Local de Candelaria pusieron a disposición de la Guardia Civil a P.R.R., de 52 años, por delitos de amenazas y desobediencia a la autoridad. El detenido se encontraba en el casco urbano esgrimiendo un cuchillo con el que amenazaba a los viandantes.
GRANADILLA
Apresan a un británico por malos tratos EL DÍA, S/C de Tenerife

La Guardia Civil de Granadilla de Abona detuvo a D.R., un hombre de 34 años, de nacionalidad británica, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y otro contra el orden público, según los datos aportados con la Benemérita.

EL DÍA, S/C de Tenerife

Ayer, sobre la dos de la tarde, se produjo un atraco en la sucursal de CajaCanarias de Vilaflor, en la que un hombre, armado con una pistola y con el rostro cubierto por un pasamontañas, logró apodererarse de, al parecer, de unos mil euros.

El hecho, que fue confirmado por fuentes de la Guardia Civil, se produjo poco antes de que la entidad bancaria cerrara sus puertas y donde se encontraban el director, una cajera y cuatro clientes.

Una persona entró con el rostro cubierto y empuñando una pistola al tiempo que ordenaba a los clientes del banco a que se alejaran del mostrador y exigió a la cajera que le entregara el dinero. La trabajadora cogió lo que tenía a mano, que se estima que se trate de unos mil euros, sin que se interesara por la caja de seguridad de la entidad bancaria.

No parecía un profesional

Según las personas que se encontraban dentro del establecimiento "no parecía un profesional, puesto que al salir de la entidad bancaria se quitó el pasamontañas y subió a un coche para, posteriormente darse a la fuga".

Una persona que se encontraba en la calle sospechó de su actitud y cogió la matrícula del coche de color rojo donde emprendió la huida. La Guardia Civil apuntó a EL DÍA que se siguen pistas fiables para la detención del atracador.