Sucesos
LO ÚLTIMO:
Un hombre mata a sus dos hijas en Castellón y luego se suicida leer

Nueve extranjeros son detenidos en Las Américas por una estafa de multipropiedad

Todos ellos, según el Cuerpo Nacional de Policía, forman parte de una empresa de "time sharing" asentada en el Sur de la Isla que conseguía los datos personales de las víctimas y luego las extorsionaba mediante ofertas de sumas elevadas de dinero.

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/dic/02 9:54 AM
Edición impresa

La Sección de Crimen Organizado del Cuerpo Nacional de Policía ha detenido en el Sur de Tenerife a nueve ciudadanos extranjeros, todos ellos empleados de una empresa dedicada a la venta de apartamentos de multipropiedad, como presuntos autores de un delito de estafa a turistas a los que se ofrecían comprar estos inmuebles.

Los detenidos han sido identificados como S.M., de 27 años y nacionalidad francesa; R.S.R., de 55 y natural de Estonia; P.J.S. belga de 50 años, y los británicos C.R.M., de 37; B.C.C. de 57; L.C. de 42; N.M.D. de 19; C.A.S. de 30, y D.R.A. de 54.

Todos los detenidos formaban parte de una empresa de multipropiedad que se creó al parecer con el objetivo de engañar a turistas propietarios de apartamentos por tiempo compartido, y que presentaron las denuncias correspondientes en la Comisaría de Playa de las Américas, Interpol y en diferentes consulados.

El modus operandi

El método empleado por la empresa consistía en lograr los listados de propietarios de este sistema de propiedad para conocer sus datos personales y poder contactar con ellos.

Una vez contactada la presunta víctima, se le ofrecía vender su apartamento en condiciones ventajosas, no acordes con los precios normales del mercado.

De esta forma, la víctima, aún no teniendo la intención de vender, accede a formar parte del negocio ante los cuantiosos beneficios económicos que se le ofertan.

Normalmente a la víctima, una vez de acuerdo con el gran negocio que va a realizar, se le exige un primer desembolso económico en concepto de "gestiones varias", "gastos" o "fianzas".

Tras el primer pago, se invitaba a la víctima a visitar Tenerife, donde se le alojaba en un apartamento de la organización, donde es agasajada con todo lujo de detalles y se le trasladada a las oficinas de la empresa, donde en vez de firmar la venta de su multipropiedad y obtener los beneficios correspondientes se le pedía que se adhiriera a un paquete de vacaciones que se le ofertan. Tras ser sometido a una fuerte presión por parte de los vendedores, hacen que la víctima se sienta casi obligada a firmar los documentos sin casi leerlos.

La gran mayoría de las víctimas son turistas.