Sucesos
LO ÚLTIMO:
Muere un senderista tras sufrir un desvanecimiento en Granadilla leer

Una adolescente que abandonó a su bebé en El Sobradillo, condenada por intento de asesinato

El hecho ocurrió el 14 de junio de 2002 en el parque infantil del barrio capitalino cuando, tras dar a luz, dejó a la recién nacida desnuda, con el cordón umbilical colapsado y sin pinzar, tapándola con una bolsa ante el miedo a la reacción que podría tener su familia ante la noticia.

EL DÍA, S/C de Tenerife
23/dic/02 9:55 AM
Edición impresa

El Juzgado de Menores de la Capital tinerfeña ha condenado a una joven de 17 años como autora de un delito de intento de asesinato en concurso ideal con otro de abandono de una menor con la agravante de parentesco, a dos años de internamiento en un centro cerrado, de los cuales 18 meses serán de efectivo cumplimiento y los otros seis meses de libertad vigilada, tras haber dado a luz a su hija y dejarla en un parque infantil de El Sobradillo, el día 14 de junio de 2002.

En la sentencia, además, la condenan a libertad vigilada por cuatro años y a que realice tratamientos terapéuticos, psicológicos y a los programas de tipo formativo y de educación sexual que sean precisos en su caso.

Se suspende, por tiempo de dos años, la ejecución de la medida de internamiento en un centro de menores de régimen cerrado y, en su lugar la joven deberá cumplir una medida de libertad vigilada por igual tiempo. Durante el citado periodo, la menor no podrá residir en el hogar de su familia, debiendo hacerlo en un centro para madres solteras a determinar por la Administración competente.

Por último, se acuerda la inhabilitación especial por tiempo de diez años para el ejercicio de los derechos de la patria potestad sobre su hija.

El largo fallo de la sentencia juzga los hechos ocurridos en junio de 2002, cuando la menor, que estaba embarazada y al conocer la reacción que su familia mostraría al llevar al domicilio familiar otro niño, "planeó desprenderse de la criatura que llevaba en su seno. Así, sobre las seis menos cuarto del día 14 de junio y al sentir los primeros dolores del parto, se dirigió a un parque infantil, sito en la calle La Berga en El Sobradillo y, sin que por el momento conste acreditada que fuera ayudada por tercera persona, dio a luz a una niña a la que, siendo plenamente consciente y previendo el resultado fatal de su acción, dejó abandonada a su suerte en el suelo, desnuda, con el cordón umbilical colapsado y sin pinzar, tapándola con una bolsa de plástico, con el consiguiente riesgo para la vida del bebé".

Le salvaron la vida

Seguidamente, el texto legal, dice que "afortunadamente para la criatura, minutos después pasó por allí un hombre que, al percatarse de la presencia de un bebé y de su estado avisó a la Policía Local, los cuales procedieron de inmediato al traslado de la recién nacida al Hospital Universitario de Canarias, ingresando en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatos con síntomas agudos de franca hipotermia. No obstante, gracias a los cuidados y asistencia médica, la recién nacida pudo salvar su vida, encontrándose en la actualidad plenamente recuperada y con buen estado de salud".

La Dirección General de Protección del Menor del Gobierno de Canarias ha declarado, de modo provisional, la situación de desamparo de la niña abandonada, asumiendo la tutela la Dirección del Centro Maternal Nuestra Señora de la Paz, pues "en todo momento, la madre de la pequeña ha negado ser la madre de la niña y se ha negado a asumir su guarda y custodia, aún a pesar de la evidencia que arrojan las pruebas practicadas".

En la sentencia a la que ha tenido acceso EL DÍA se recoge que los hechos son constitutivos de un delito intentado de asesinato en relación con otro delito de abandono de un menor y concurriendo la agravante de parentesco.

Por otra parte destaca que "la joven presenta un perfil de alto riesgo, tanto en su papel de madre adolescente (tiene una hija anterior de tres años) como en su propio desarrollo y equilibrio emocional. Se diagnóstica la existencia de un núcleo familiar caracterizado por relaciones de violencia, cuando no indiferente entre sus miembros, con escasos vínculos afectivos, estando los canales de comunicación muy deteriorados, con presencia de alcoholismo en dos de sus miembros varones (padre y hermano mayor) y siendo la madre manifiestamente incapaz para el ejercicio de su papel educativo".