Venezuela
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

Hugo Chávez asegura estar negociando con la oposición

Según el máximo mandatario, los acercamientos se están efectuando de forma sigilosa, pero se negó a dar los nombres de las personas vinculadas a los sectores opositores para evitarles posibles presiones.

EFE, Río de Janeiro
23/dic/02 21:07 PM
Edición impresa

El presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró que está negociando sigilosamente una salida a la crisis sociopolítica de su país en reuniones con "sectores no golpistas" de la oposición, que rehusó identificar.

"Si doy los nombres, esas personas pueden acabar siendo presionadas y condenadas por los medios de comunicación", afirmó el mandatario venezolano en una entrevista publicada ayer por el diario "Folha de Sao Paulo".

Chávez aseguró que está dispuesto a aceptar una salida negociada siempre que no se infrinja la Constitución para poner fin a la huelga convocada por sus opositores hace 23 días y que tiene parcialmente paralizado al país, especialmente la estratégica industria petrolera.

"No podemos tener una democracia con chantajes y amenazas de colocarle un revólver en la frente al presidente para decirle: convoque elecciones. La idea de chantaje en la democracia es inaceptable. Nuestra Constitución prevé un referendo para revocar el mandato del presidente, pero sólo puede hacerse en la mitad de su mandato, lo que ocurrirá en agosto del 2003", afirmó.

El mandatario dijo que está dispuesto a aceptar la anticipación de un referendo que consulte a la población sobre si desea que continúe en el poder en caso de que no se conculque la Constitución.

"Un grupo de diputados de la Asamblea Popular ya presentó un anteproyecto de enmienda para ello, pero tiene que cumplir todo el proceso. Si la Asamblea lo aprueba por mayoría, entonces será necesario un referendo. El pueblo es el que debe decir sí a la enmienda, que puede reducir o ampliar el mandato y adelantar el referendo de revocación", explicó.

Caminos sin cerrar

"Ninguno de esos caminos está cerrado", aseguró el presidente al indicar que no se opone a negociar con la oposición, que exige su renuncia.

Chávez atribuyó la campaña de la oposición para que renuncie a una reacción a las reformas que puso en marcha para transformar el modelo económico del país.

"Tenemos un proyecto transformador que comienza a tocar los intereses de los sectores privilegiados: los grandes propietarios de tierras, los grandes poseedores del capital especulativo y financiero, los empresarios que viven al amparo de la violación de las leyes y no pagan impuestos", dijo.