Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La patronal de VTC, Cabify y Uber darán un servicio gratis el 26 de septiembre leer

Irak confirma el derribo de un avión espía norteamericano

El régimen de Bagdad intensificó sus ácidas críticas a "la loca campaña del pequeño Bush", que puede conducir a una nueva guerra en Oriente Medio con el pretexto de que se esconde armas de destrucción masiva.

EFE, Bagdad
24/dic/02 21:08 PM
Edición impresa

Las autoridades de Irak confirmaron ayer el derribo en el sur del país de un avión espía norteamericano no pilotado del tipo "Predator", mientras los medios de comunicación oficiales denunciaban la "loca campaña del pequeño Bush" contra Bagdad.

Según un portavoz militar iraquí, el aparato fue derribado en la zona de exclusión aérea de la región meridional "por nuestras heroicas defensas antiaéreas y en cooperación con los halcones del aire (aviación de combate) de Irak".

"El aparato de espionaje entró en nuestro espacio aéreo a las 07.30 GMT de la mañana, procedente de Kuwait, y fue derribado a las 12.30 GMT", explicó el portavoz iraquí.

En Washington, un portavoz militar denunció que los aviones iraquíes "penetraron en la zona de exclusión aérea, en el sur del país, y dispararon contra el Predator", acción que se consideró "el último capítulo en una larga lista de actos hostiles del régimen iraquí".

Irak había anunciado con anterioridad al suceso de ayer el derribo por sus defensas antiaéreas, de varios aviones espía norteamericanos dentro de "las zonas de exclusión aérea".

El de ayer es el primero desde el pasado verano, cuando EE UU comenzó la ultima andanada de amenazas militares contra el régimen de Bagdad.

Las "zonas de exclusión aérea" fueron impuestas por EE UU y el Reino Unido en el norte y el sur de Irak tras el fin de la Guerra del Golfo de 1991, pero Bagdad no las reconoce y alega que su establecimiento no cuenta con el aval de la ONU.

Mientras tanto, Irak intensificó sus ácidas críticas a "la loca campaña del pequeño Bush" (en alusión al presidente norteamericano, George W. Bush), que puede conducir a una nueva guerra en Oriente Medio con el pretexto de que el régimen de Bagdad esconde armas de destrucción masiva.