Venezuela

La oposición rechaza la tregua navideńa propuesta por el Gobierno de Chávez

El Ejecutivo mantiene la opción de celebrar un referéndum revocatorio el próximo mes de agosto, aunque no descarta otras posibilidades, siempre y cuando el teniente coronel retirado pueda volver a competir en la consulta electoral que se pudiera adelantar.

COLPISA, Caracas
24/dic/02 21:10 PM
Edición impresa

La huelga general de Venezuela, que ayer comenzó la cuarta semana, está afectando a los suministros de gasolina y productos alimenticios pero no parece hacer mella en la oposición, que insiste en sus acciones para sacar a Chávez del poder, ni en los seguidores del oficialismo dispuestos a todo por defender al mandatario.

El vicepresidente José Vicente Rangel sugirió la posibilidad de negociar una "tregua navideńa" después del éxito del Gobierno al lograr mover varios buques cisterna que estaban fondeados en apoyo a la huelga, cuya carga aliviará ligeramente el problema de desabastecimiento. La oposición rechazó de inmediato la propuesta y, a cambio, convocó ayer a la "Marcha de las Antorchas" en Caracas y en siete estados.

También estaba prevista la reanudación de las reuniones de la mesa de diálogo en la que media, desde el 8 de noviembre aunque sin éxito, César Gaviria, secretario general de la OEA.

El Gobierno no asistió a la sesión del viernes y tampoco la mesa trabajó el fin de semana debido a la ausencia del funcionario americano, que ayer estaba de regreso. Según la Coordinadora Democrática, la agrupación de partidos y organizaciones sociales que junto con el principal sindicato del país y la patronal promueven las acciones de protesta contra Chávez, la ausencia del Gobierno muestra el "desprecio por el pueblo que siente Chávez".

"Sin voluntad"

El planteamiento de Rangel de abrir un espacio de descanso, "saludable" en estas fechas navideńas y en base a los "avances" del diálogo, fue rechazado por el diputado Timoteo Zambrano, representante de las filas de oposición en la mesa de negociación, quien por el contrario, aseguró que "el Gobierno no avanza, hasta ahora nos deja esperando permanentemente... no percibimos una voluntad de avanzar como deberíamos hacerlo. Hemos propuesto innumerables veces que la mesa se declare en sesión permanente, y el Gobierno no ha querido responder a eso".

El Gobierno venezolano mantiene la propuesta de celebrar un referéndum revocatorio en agosto, aunque no descartan otras posibilidades siempre y cuando Chávez pueda volver a competir en la consulta electoral que se pudiera adelantar.

Una de las condiciones del Ejecutivo es que sean renovadas las autoridades electorales del país como paso previo "indispensable" a cualquier proceso de comicios. La oposición exige la renuncia de Chávez y celebrar "elecciones libres de inmediato".

Respecto a las declaraciones de Chávez a la prensa brasileńa sobre contactos con sectores moderados de la oposición para pactar "sigilosamente" una salida a la crisis, el legislador reconoció que "la oposición tiene sus matices" y consideró que si ese eventual hecho redundara en importantes y positivos acuerdos, éstos no deben ser subestimados.