Nacional

Íñigo Cavero, presidente del Consejo de Estado, fallece en Madrid víctima de un infarto


COLPISA, Madrid
26/dic/02 21:11 PM
Edición impresa

Iñigo Cavero Lataillade, presidente del Consejo de Estado y ex ministro en época de UCD, falleció ayer, día de Navidad, a los 73 años, como consecuencia de un infarto de miocardio. Cavero murió a primera hora de la tarde en la madrileña clínica La Luz, donde fue ingresado con carácter de urgencia la semana pasada a consecuencia de un derrame cerebral. Sus restos mortales fueron trasladados al Consejo de Estado en torno a las 19,30 horas, donde una hora más tarde quedó abierta la capilla ardiente.

Por ella pasaron familiares, amigos y compañeros de gestión política. José María Aznar fue uno de los primeros en llegar a la sede del órgano consultivo, por donde desfilaron a lo largo de la noche políticos de toda clase y condición, muchos de ellos obligados a adelantar su vuelta a Madrid para dar el pésame a su viuda, Belén Martínez-Campos, y a sus hijos.

La familia quiso dar a la capilla ardiente un ambiente íntimo y reservado. Según fuentes del Consejo de Estado, el cadáver será trasladado en la mañana de hoy a la localidad navarra de Cintruéñigo, donde reside buena parte de su extensa familia y donde recibirá sepultura.

Natural de San Sebastián, donde nació el 1 de agosto de 1929, casado y padre de ocho hijos, Cavero fue uno de los políticos relevantes de la transición y ejerció como presidente del Consejo de Estado desde mayo de 1996.