Canarias

El CES ve difícil una solución para el sector eléctrico canario

El Consejo Económico y Social de Canarias considera, en su informe anual, que la desregulación normativa, por los recursos interpuestos y la falta de reglamentación, imposibilita intervenir a los poderes públicos.

C.V., S/C de Tenerife
26/dic/02 16:31 PM
Edición impresa

El Consejo Económico y Social (CES) de Canarias considera que la situación del sector eléctrico en el Archipiélago es "paradójica" y de "difícil solución". En el monográfico sobre el sistema energético canario que publica en su informe anual 2002, sobre la situación económica y social del año pasado, expone que es fundamental despejar la incertidumbre sobre a quién corresponde y vincula la planificación eléctrica en las Islas.

El CES manifiesta que la introducción de la competencia, la instauración de un sistema de acceso de terceros a las redes de transporte y distribución, así como la libertad de consumo para adquirir energía es "difícil en Canarias" y obliga a los poderes públicos a adoptar "una serie de medidas que eviten la paradójica situación de monopolio privado".

En su informe agrega que la "desregulación" en el marco normativo, ante los recursos que pesan tanto sobre la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico como contra los preceptos de la Ley 11/1997 de regulación del Sector Eléctrico Canario, así como la falta de reglamentación singular sobre el suministro en territorios insulares, coloca a los ciudadanos en "una situación de indefensión" y a los poderes públicos "sin recursos para poder intervenir sobre un servicio esencial".

El Consejo Económico y Social opina que es necesario despejar tres incógnitas para corregir la actual situación del sector eléctrico.

Destaca que depende del Tribunal Constitucional decidir a quién corresponde la planificación eléctrica en las Islas y el carácter vinculante de la misma.

Asimismo, califica de "elemento clave para el futuro del subsector" el desarrollo del reglamento sobre el suministro en territorios insulares, con el fin de poder nombrar al gestor de las redes de transporte y distribución.

Como tercer objetivo se fija el desarrollo reglamentario en relación con la seguridad y calidad del servicio, ante la necesidad de fijar garantías específicas.

Objetivos de CC

Las conclusiones del CES coinciden con los objetivos que se ha marcado Coalición Canaria es su último Consejo Político Nacional, donde se acordó instar al Gobierno autónomo para establecer las obligaciones de servicio público y los gestores de la red.

No obstante, el Consejo Económico y Social disiente de la opinión de CC de que el Ejecutivo canario tenga el camino libre para poder adoptar acuerdos en ese sentido.

Tampoco considera factible, tal y como está la situación, la licitación pública, mediante el procedimiento de concurso, de las líneas de transporte de energía hacia el Sur de la isla de Tenerife, que es otra de las exigencias de los nacionalitas canarios.

El CES estima además que en Canarias se dan las condiciones necesarias para impulsar campañas de ahorro energético y critica que el Gobierno, a pesar de sus esfuerzos, no ha cumplido las previsiones de 1993 sobre el uso de energías alternativas.