Tenerife Norte

Política Territorial promueve la reserva natural de Las Palomas

El proyecto de plan director, que se saca a exposición pública, afecta a un área forestal y faunística comprendida la dorsal de La Esperanza y los municipios de Santa Úrsula y La Victoria de Acentejo.

EL DÍA, La Guancha
27/dic/02 18:32 PM
Edición impresa

La Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, que dirige Fernando González, ha abierto el plazo de información pública del plan director de la reserva natural de Las Palomas, que afecta a los municipios de Santa y La Victoria de Acentejo, según publica el Boletín Oficial de Canarias BOCA en su edición del pasado lunes.

La reserva natural especial de Las Palomas está ubicada en la fachada norte de la dorsal de La Esperanza, en Tenerife, sobre los altos de los municipios de Santa Úrsula y La Victoria, y abarca 581 hectáreas de superficie, considerada en su totalidad área de sensibilidad ecológica, según lo previsto en la Ley 11/1990 de Prevención de Impacto Ecológico y en el decreto legislativo 2000 por el que se aprueba el texto refundido de las leyes de ordenación del territorio y de espacios naturales de Canarias.

La reserva tiene como finalidad la conservación y protección de las comunidades de palomas de laurilva y sus hábitats. En concreto, se trata de una zona arbolada, expuesta al influjo del alisio, la reserva contribuye a la recarga del acuífero y a la protección de los suelos.

Se trata de uno de los últimos reductos existentes en Tenerife donde se pueden encontrar poblaciones relevantes de las dos palomas de laurisilva: la paloma turqué (columba boilii) y la paloma rabiche (Columba junoniae), endemismos canarios catalogados como especies amenazadas. Además, alberga una serie de valores geológicos, paisajísticos y botánicos que la convierten en excelente representación de un paisaje peculiar como el monteverde del Norte de Tenerife.

Las determinaciones del plan director tienen como objetivo principal la conservación y restauración de los valores naturales presentes en el ámbito de la reserva natural especial de Las Palomas, en especial el hábitat y poblaciones de las palomas de laurisilva y, en general, los ecosistemas forestales como el pinar y las formaciones de monteverde. La reserva constituye, además, un paisaje boscoso de cumbre de gran belleza, por lo que se apuesta por su conservación y restauración.