Santa Cruz de Tenerife

Un conato de "plante" obliga a CC a retrasar la discusión del presupuesto

El grupo de gobierno cede a la presión de "populares" y socialistas y decide volver a convocar para hoy la comisión informativa, en la que tienen que aprobarse las cuentas municipales. La oposición no disponía ayer todavía de documentación alguna sobre el proyecto.

IGNACIO MARTÍN, S/C de Tenerife
27/dic/02 21:14 PM
Edición impresa

Una pequeña rebelión de los grupos de oposición del Ayuntamiento de Santa Cruz en la tarde de ayer obligó a CC, sobre la marcha, a conceder unas horas más a "populares" y socialistas para estudiar y debatir el proyecto de presupuestos de 2003.

En una imagen de discrepancia poco habitual en el panorama gris de la corporación, los dos grupos decidieron abandonar la comisión informativa de Urbanismo en la que se iba a aprobar el presupuesto de este departamento, previa a la reunión que tendría que dar el visto bueno a las cuentas generales del municipio.

Pese a que el dictamen de los presupuestos fue aprobado con los votos a favor del grupo de gobierno, éste cedió y decidió volver convocar para hoy ambas comisiones, en las que la oposición podrá expresar su postura política.

Este conato de "plante" de las minorías se basó en que no disponían todavía ayer de documento alguno sobre el proyecto de las cifras municipales de 2003, con lo que no disponían de opiniones que aportar al debate.

A pesar de esta decisión, el PP mantendrá la impugnación de la comisión de Urbanismo que había presentado, al considerar que ha sido ilegal por no haberse realizado con la antelación necesaria, según explicó a EL DÍA su portavoz, María José Gutiérrez Pajarón.

De todas formas, fuentes municipales explicaron que el Pleno que deberá aprobar definitivamente los presupuestos será el próximo lunes, por lo que socialistas y "populares" dispondrán de escaso margen de tiempo.

El documento de la discordia es un proyecto restrictivo que contempla un crecimiento del gasto municipal consolidado de apenas un 0,62%, hasta situarse en 204.973.541 euros, debido a los peores resultados previsto para las empresas y organismos autónomos.

Mientras algunos departamentos, como Viviendas Municipales, caen un 20%, otros como Asuntos Sociales o Seguridad crecen un 17,51% y un 12%, respectivamente.