Sucesos

Arrestan a un marroquí en El Fraile por acuchillar a dos personas

Los agentes del puesto de Playa de las Américas localizaron a L.B., de 28 años, quien agredió a un hombre de 42 años, causándole heridas con un cuchillo de cocina, así como a un testigo de los hechos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/dic/02 9:55 AM
Edición impresa

La Guardia Civil del puesto de Playa de las Américas detuvo en la madrugada de ayer a L.B., un varón de 28 años, de nacionalidad marroquí, como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

El detenido armado con un cuchillo de cocina agredió a un hombre de 42 años, causándole heridas en diversas partes del cuerpo. En ese momento, también agredió a otra persona que era testigo de los hechos. Ambos lesionados resultaron con heridas de carácter leve. Una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba por la zona detuvo al agresor, quien era conocido por los agentes por utilizar identidades diferentes y estar relacionado con anteriores actividades delictivas.

Los hechos tuvieron lugar en el interior de un domicilio del barrio de El Fraile (Arona), propiedad de uno de los agredidos.

Daños en un turismo

Por otro lado, una patrulla de la misma unidad detuvo a A.J.V.N. y a J.I.G.B., ambos varones de 22 años, como presuntos autores de un delito de daños. Los hechos tuvieron lugar el pasado día 18, cuando de forma intencionada causaron daños en un turismo estacionado en el barrio de Cabo Blanco.

Los desperfectos se valoraron en 861 euros, consistentes en rotura de lunas y chapa, entre otros. Las primeras investigaciones apuntan a una rencilla personal, ya que la víctima era el encargado de la obra donde los detenidos trabajaban y con los que mantenía una deuda.

Altercado en una discoteca

Por último, la Guardia Civil del puesto de Santa Cruz de La Palma, detiene a F.C.R. un hombre de 30 años, como presunto autor de un delito contra el orden público y amenazas. El detenido, protagonizó una alteración del orden en una discoteca, en Los Cancajos, cuando con una navaja en la mano amenazando a los asistentes. Una vez que se personó una patrulla de la Guardia Civil y al requerir que se identificara, el detenido golpeó al agente al que causó lesiones de carácter leve. Inmediatamente fue reducido y detenido.