Santa Cruz de Tenerife

Sin pasar por la caja común


29/dic/02 21:18 PM
Edición impresa

- Insiste usted en la idea de conformar un auténtico centro comercial abierto. ¿Qué les falta para alcanzar este objetivo?

- Nos falta una idea que se planteó en un congreso al que acudí. Si una superficie cerrada tiene una cuota comunitaria obligatoria, un centro abierto debería tener una especie de aportación que no fuera a la caja común del ayuntamiento sino a un consorcio público y privado que revierta en la propia zona, en iluminación, publicidad, etc.

- ¿Está proponiendo nuevo impuesto?

- La palabra impuesto no me gusta. Es una fórmula que hemos propuesto a la Sociedad de Desarrollo (organismo de la administración local) y ha tenido una excelente acogida. El problema es que ahora mismo los centros históricos están supeditados a las subvenciones públicas. Otra cosa es que las cobremos. Todavía hay alguna del año 2000 que no se ha cobrado. Si se prometen, hay que pagarlas.

- ¿Qué encaje legal tiene esa propuesta?

- Ahora mismo no lo tiene. Habría que investigar qué camino existe para ponerla en marcha.

- Cambiando de tercio, ¿están más dispuestos ahora a ampliar los horarios de apertura de los establecimientos para atender a los turistas que llegan a la capital?

- La zona centro abre tradicionalmente de lunes a sábado. Hacerlo los domingos es difícil porque supone poner en movimiento unas obligaciones laborales que tienen un coste económico considerable. La actividad tiene que ser rentable y si se comprobara que abrir los domingos lo es, se haría. Sin embargo, nuestros cálculos indican que de los turistas que vienen a Santa Cruz, sólo una pequeña parte, en torno al 10%, se quedan en el municipio. El resto se marcha al interior de la Isla.

- ¿Quizá se explota poco la idea de Santa Cruz?

- Hay que "vender" Santa Cruz para lograr que sea una gran capital económica y política. Pero uno de los principales problemas para el turismo, por ejemplo, es que la señalización es muy mala. Si usted no es de aquí, no podrá llegar a ningún sitio.

- ¿En qué ayudan a esta idea los grandes proyectos que tiene pendientes la ciudad?

Nueva alternativa

- Las inversiones siempre son positivas. En el caso del proyecto del puerto, ya hemos comunicado a la Autoridad Portuaria que no queremos que lo que se pretende construir vaya a convertirse en una nueva superficie, competencia directa para el casco histórico. Deberá ser complementaria, como centro de ocio, etc.