Cultura y Espectáculos

El "TITANIC" deja una ESTELA de 7.425 visitantes en el ecuador de su exposición

El director de la muestra informa de que hasta la fecha se han recaudado más de 4 mil euros a beneficio de los damnificados por la catástrofe del "Prestige" . Por otro lado, los niños de Tenerife pueden aportar sus dibujos para la selección mundial de 1.912 trabajos sobre el famoso trasatlántico.

EL DÍA, S/C de Tenerife
29/dic/02 20:06 PM
Edición impresa
Un total de 7.425 personas han visto ya la muestra "Titanic. The exhibition", que actualmente se exhibe en el centro de arte La Recova de la Capital tinerfeña. Según datos facilitados por Jesús Ferreiro, director de la exposición, han pasado hasta ahora por ella 4.266 adultos; 1.342 niños de edades comprendidas entre los siete y los catorce años; 982 estudiantes y jubilados, y 835 menores de siete años. Desde que se produjo la catástrofe en las costas gallegas del petrolero "Prestige", los organizadores se han movilizado para recaudar fondos mediante la percepción de un euro sobre el precio de cada entrada. La cifra reunida hasta el pasado viernes ascendía a 4.226 euros.
La exposición dedicada al barco más famoso de la historia contemporánea de la navegación no deja de generar noticias y curiosidades. Una de ellas está relacionada con Encarnación Reynaldo, la superviviente canaria de la tragedia. Desde hace días se realizan pesquisas para la localización de algún familiar o descendiente, bien en el Archipiélago o en la Península, e incluso en América.
En la documentación oficial de la compañía naviera, Encarnación Reynaldo figura como cubana/española, lo que avala la teoría de que nació en la Isla caribeña y posteriormente se nacionalizó española. Casada con un tinerfeño, fue abandonada y, en un intento por dejar atrás su drama personal, el abogado de la familia para la que trabajaba como sirvienta la puso en contacto con los franceses en cuya compañía partió de Cherburgo. El "Titanic" salió del puerto de Southampton el 10 de abril de 1912 y fondeó al anochecer en aguas del litoral francés. Mediante transbordadores accedieron al traslántico diversos pasajeros entre los que se encontraba, además de Encarnación Reynaldo, el que entonces era considerado el hombre más rico de América, John Jacob Astor, quien viajaba con su segunda esposa.
Experiencia humana El director de la muestra señala que los lugares más visitados son el pasillo de primera clase, el iceberg en dos dimensiones y la maqueta que recrea la situación de barco en el fondo del mar. Muchos visitantes se preguntan qué hay de original y qué hay de réplica en la exposición. Ferreiro explica que, entre las escasas piezas originales que han podido rescatarse del fondo del mar, la muestra acoge un trozo del casco, fragmentos de carbón y neceseres; pero recalca que éste no es el aspecto fundamental de la exposición.
"Mucho más importante que la historia del barco - explica - es la memoria de las personas que viajaban en él, y es esta experiencia humana la que ponemos a disposición de los visitantes", tal como sugirió Robert Ballard, cuya iniciativa ha hecho posible la recuperación de los tesoros sumergidos del "Titanic".