La Palma

Los Llanos supera oficialmente los 20 mil habitantes y pasará de 17 a 21 concejales

El INE y el Consejo Nacional de Empadronamiento han dado el visto bueno a las cifras de población aprobadas por el ayuntamiento, correspondientes al padrón municipal con el que contaba la localidad a 1 de enero de 2002. Según éstas, el municipio tiene 20.238 habitantes.

EL DÍA, Los Llanos de Aridane
29/dic/02 21:18 PM
Edición impresa

Los datos de población que aprobó el pleno de Los Llanos de Aridane el pasado mes de septiembre, a 1 de enero de 2002, han contado con el visto bueno del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Consejo Nacional de Empadronamiento, lo que, además de significar que el municipio llanense se consolida como el más poblado de la Isla, siendo el primero que supera la cifra de los 20 mil habitantes, facilitará que, en los próximos comicios municipales, aumente el número de concejales con los que cuenta actualmente el Ayuntamiento, pasando de 17 a 21 ediles, tal y como estipula la Ley Electoral. Para ello se ha de esperar a la aprobación definitiva por parte del Consejo de Ministros.

Así lo ha anunciado el alcalde de la localidad, Juan Ramón Hernández Gómez, una vez que se le comunicó, el pasado viernes, la aprobación de los datos, tras haberse realizado las comparaciones pertinentes. Según estas cifras, Los Llanos de Aridane cuenta con 20.238 habitantes, lo que supone un aumento de la población, conforme a las cifras oficiales, de 2.328 habitantes en los últimos tres años. En el año 1999 la cifra reconocida fue de 17.910 habitantes, 18.190 en el año 2000 y 19.536 en 2001.

El primer edil calificó el dato de histórico y recalcó que "resulta un dato significativo a la hora de tener en cuenta el auge que la actividad socioeconómica ha alcanzado en la ciudad, lo que ha servido de atractivo para muchas personas que han venido de otros lugares". Para ello, según comentó el mandatario municipal, "ha sido necesario demostrar que las altas que se reciben en los Llanos de Aridane se corresponden con las bajas que se producen en otros municipios de la Isla, además del número de nacimientos contabilizados".

Esta situación, añadió el alcalde, "resulta positiva, no solo por el cambio político que significa, sino desde el campo económico, en donde los servicios que demandan estos ciudadanos, que a veces no se reconocen en el reparto del fondo de financiación, que depende en un 68% de la población, suponen un coste extra para el consistorio".