Venezuela

La oposición recrudece la crisis al llamar a la desobediencia civil

Carlos Ortega exhortó a la población a "ejercer directamente su soberanía" invocando el artículo 350 de la Carta Magna. Para hoy está convocada otra gran concentración.

COLPISA, Caracas
29/dic/02 21:18 PM
Edición impresa

El paro cívico continúa en Venezuela después de 29 días protestas entre nuevos llamamientos de la oposición a la desobediencia civil y el anuncio del Gobierno de haber dejado atrás la "fase crítica". Mientras no se vislumbra una próxima solución a la crisis, una comisión legislativa revisa las propuestas de salida electoral que afinan los negociadores de la mesa de diálogo, declarada desde el jueves en "sesión permanente" aunque César Gaviria, secretario general de la OEA y mediador, salió del país y no regresará hasta el próximo día 2.

La oposición mantiene su lucha en las calles, que acogen más marchas y largas colas para repostar gasolina a causa de la paralización casi total de la industria petrolera.

El engranaje opositor, aceitado ya por los días de huelga y que insiste en la renuncia del presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas en el primer trimestre del año próximo, ha designado comisiones para supervisar las decisiones que pueda adoptar la mesa de negociación sobre las propuestas de salida electoral.

Sin embargo, con el convencimiento de que sólo se lograrán acuerdos satisfactorios si se mantiene la presión contra el Gobierno, el presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), Carlos Ortega, exhortó a la población a "ejercer directamente su soberanía" invocando el artículo 350 de la Carta Magna, "a fin de desconocer aquellos actos emanados del poder ejecutivo nacional, que menoscaben los valores superiores que inspiran el sistema democrático de Venezuela y los derechos humanos de su pueblo".

El sindicalista enmarcó esta medida en un recrudecimiento del conflicto dentro de una nueva fase de las acciones de protestas del paro, entre ellas, la "gran concentración por la victoria", una marcha convocada para celebrarse hoy como anticipo de la que preparan, todavía sin fecha, sobre el palacio de Miraflores, la sede del Gobierno.