Santa Cruz de Tenerife

El Balneario


30/dic/02 21:20 PM
Edición impresa
En uno de los libros de Historia de la capital editados por el ayuntamiento se hace eco de lo publicado en la revista "Hespérides" el 5 de septiembre de 1926, un artículo sobre la necesidad de construir en Santa Cruz un balneario. Se decía en aquel texto de entonces que "más que conveniente es imprescindible". Se relataba en la información la estampa de lo que ocurría en época de calores "en la playa que llaman de Ruiz". "Este revoltijo de hombres, mujeres, niños y niñas, es el pueblo que necesita desahogo en estos días caniculares y deben bañarse...".
El Balneario se construyó, funcionó con muchos problemas, adquiriéndolo la Organización Sindical con destino a Educación y Descanso hasta que llegó el momento de su cierre definitivo. Fue un lugar de encuentro y divertimento en el que la piscina era reclamo de muchos bañistas.