Actualidad

Hugo Chávez excluye la posibilidad de una guerra civil en Venezuela

El presidente "bolivariano", en un viaje a Brasil, minimizó los alcances de la huelga que promueve desde hace un mes la oposición como medida de presión para que renuncie.

EFE, Brasilia
2/ene/03 14:10 PM
Edición impresa

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, excluyó ayer que su país esté al borde de una guerra civil como opinan algunos analistas y minimizó los alcances de la huelga que desde hace un mes promueve la oposición, que pide su renuncia.

"Si en Venezuela hubiese condiciones para una guerra civil, ya estaríamos en guerra civil", dijo Chávez a periodistas en Brasilia, a donde llegó ayer para asistir a la toma de posesión del presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva.

El ex militar, que dice encabezar una "revolución democrática", afirmó que la situación de su país es parte de una "confrontación histórica" y argumentó que los conflictos ocurren en estos procesos.

Afirmó que en Venezuela la oposición es parte de una elite "corrupta y golpista" y reiteró su opinión de que los medios de comunicación forman parte de una conspiración para derrocarlo.

Analistas políticos y observadores internacionales creen que la confrontación interna en Venezuela, con posturas irreconciliables entre el Gobierno y la oposición, puede conducir a un derramamiento de sangre o a un conflicto de imprevisibles consecuencias.

"En Venezuela no hay una huelga, lo que hay es un golpe de Estado disfrazado de huelga", dijo Chávez.

En Venezuela, indicó el gobernante, "los trabajadores están al lado del Gobierno, gracias a ellos no se ha parado la electricidad, ni el transporte, ni grandes empresas, ni el comercio, ni la producción de alimentos".

La huelga de casi un mes en el país caribeño ha paralizado la estratégica industria petrolera, una de las más importantes del mundo, y ha causado escasez de combustible y alimentos.

Chávez aseguró que su gobierno está "triunfando" en la situación interna que vive su país.

Sobre cuanto tiempo puede soportar Venezuela la confrontación interna y el clima de conflictividad, Chávez aseguró que "no es cuestión de tiempo".

"Los estamos derrotando", afirmó respecto a la oposición, a la cual calificó de golpista. "Están destinados a fracasar porque nosotros tenemos la razón y el apoyo de la gran mayoría de los venezolanos", opinó.

"Siempre estamos dialogando", agregó sobre la posibilidad de negociar con esos sectores "golpistas" que quieren su renuncia y la inmediata convocatoria de elecciones.

Aseguró una vez más que los medios de comunicación venezolanos forman parte de una "conspiración" para derrocarlo y aseguró que son un ejemplo del periodismo que no se debe hacer en ninguna parte del mundo.

La oposición venezolana, formada por partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, argumenta que Chávez lleva a Venezuela hacia una forma de gobierno autoritaria de corte militar.