Hora última

Roman Rodríguez descarta el compromiso de los canarios con el medio ambiente


EFE, Las Palmas
2/ene/03 21:23 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, destacó en su discurso de Año Nuevo la creciente sensibilidad y compromiso de los ciudadanos con la defensa del medio ambiente y del territorio, y aseguró que apostar por una Canarias más respetuosa con "el medio es hacerlo por el futuro".

Los canarios, afirmó Rodríguez, están obligados a legar a sus hijos y nietos "unas islas donde siga mereciendo la pena vivir. Y en esta dirección estamos tomando trascendentales decisiones para que el desarrollo esté a servicio de los intereses de quienes vivimos en este Archipiélago".

"Hoy podemos y debemos marcar las directrices que garanticen un mañana mejor para los canarios en este siglo", insistió.

El presidente destacó que 2002 ha sido un año con elementos positivos, pero marcado también por momentos duros, especialmente por las trágicas consecuencias de las inundaciones que sufrió Tenerife el pasado mes de marzo.

Al respecto, reiteró su "solidaridad y cercanía con las familias que sufrieron la pérdida de seres queridos" y daños en sus propiedades.

"Fueron unos días muy malos para todos, pero en esos momentos difíciles, nuevamente pudimos comprobar el sentimiento espontáneo de unidad y solidaridad de todos los canarios", rememoró Román Rodríguez.

Asimismo, tuvo un recuerdo para los Premios Canarias que fallecieron en 2002: Manuel Padorno, Pedro Lezcano, Telesforo Bravo y Antonio González.

El presidente se refirió también a la catástrofe ecológica que sufre Galicia por los vertidos de fuel procedentes del petrolero "Prestige", y expresó su plena solidaridad con el pueblo gallego y su deseo de que no se repita nunca más.

"Frente a ese desastre, también los políticos debemos extraer algunas lecciones: la extraordinaria respuesta de los voluntarios y la amplia sensibilidad que los ciudadanos tienen por el equilibrio medioambiental deben llevarnos a todos a tomar las medidas oportunas para tratar de impedir que se repitan estas catástrofes", manifestó.

También en Canarias, dijo Román Rodríguez, "hemos comprobado la fortaleza de ese sentimiento de amor por el territorio. Por eso, debemos ser exigentes en compatibilizar el progreso con el respeto al medio ambiente".

Tras repasar los avances que ha vivido la Comunidad de Canarias en las dos décadas de autogobierno, el presidente destacó que las islas son una tierra mucho más preparada para abordar los retos del futuro por su capacidad de decisión en los temas fundamentales, por el desarrollo económico alcanzado, por la formación de los jóvenes y por el dinamismo social.

También aludió a los problemas pendientes y, de manera especial, al compromiso de incorporar plenamente al progreso alcanzado a las personas que todavía hoy pasan por dificultades socioeconómicas.

Asimismo, se refirió a la situación de los canarios que viven en Venezuela y "a los vientos de guerra que, nuevamente, vuelven a soplar en el mundo".