Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La costa de Tacoronte recupera la normalidad y las familias regresan a sus viviendas leer

CC.OO y UGT firman el pacto para "mover las voluntades reacias" a la inmigración

Los sindicatos suscribieron ayer su compromiso para trabajar desde una posición "no mezquina" en el problema, y advierten "a quienes le dan la espalda" que acabarán "tropezándose de bruces contra él o generando una importante fractura social".

EFE, Las Palmas
3/ene/03 21:27 PM
Edición impresa

CC.OO y UGT en Canarias, que ayer firmaron el Pacto Canario sobre Inmigración, compromiso político suscrito el 10 de diciembre de 2002 por el Gobierno y las fuerzas representadas en el Parlamento excepto el PP para rechazar el uso electoral de este asunto, confiaron ayer en que su respaldo "mueva a otras voluntades reacias" a apoyarlo.

Así lo manifestaron los secretarios generales de ambas organizaciones sindicales, Manuel González Izquierdo y Carlos Ucha, que se adhirieron ayer a este pacto para velar por los derechos de los trabajadores inmigrantes.

Además, con la firma de este documento, ambos sindicatos se comprometieron a seguir trabajando "desde la serenidad y desde una posición no mezquina y realista", como lo vienen haciendo desde el Foro Canario de la Inmigración, en la resolución de los problemas sociales que genera este fenómeno en las Islas.

El secretario general de CC.OO, Manuel González Izquierdo, recordó que "estamos en la era de las migraciones y se calcula que hasta el año 2050, la Unión Europa va a necesitar 40 millones de inmigrantes para sostener el bienestar social de sus ciudadanos".

A su juicio, "quien pretenda abordar un fenómeno como el de la inmigración desde posiciones partidistas, electoralistas o a espaldas a esa realidad, va a tropezarse de bruces contra ella o va a generar una situación de fractura social que no ayudará en nada a la resolución de los problemas".

"Valentía política"

El dirigente sindical destacó la "valentía" que han tenido los partidos políticos que han elaborado y suscrito el documento, que no ha apoyado el PP por considerar que equipara la inmigración legal con la ilegal. En este sentido, se felicitó por "la sensatez que han mostrado estas formaciones al firmar este pacto, sabiendo además que lo hacen en un año electoral en el que lo fácil sería huir de compromisos que obvien espacios de confrontación electoral".

González Izquierdo hizo una llamada "al realismo y el rigor para abordar sin electoralismo este fenómeno tan tremendo donde no sólo están en juego derechos humanos, sino también el futuro de las sociedades democráticas y avanzadas".