Vivir
LO ÚLTIMO:
Muere una mujer apuñalada por su pareja en Maracena (Granada) leer

Cuando los Reyes no son los padres

Más de 800 hogares de la provincia de Santa Cruz de Tenerife dependen de la generosidad anónima para que los más pequeños de la casa puedan lucir una sonrisa al ver cumplida su ilusión de tener un juguete otorgado por unos "Reyes Magos", en este caso, ajenos a la familia.

EL DÍA, S/C de Tenerife
3/ene/03 21:27 PM
Edición impresa

La solidaridad de los tinerfeños más favorecidos puede hacer que la noche de Reyes sea mágica también para más de 800 hogares de la provincia, en los que, de otro modo, sería imposible ver la sonrisa de un niño al encontrar un juguete, una ilusión de padres e hijos no siempre al alcance de economías maltrechas y en familias en exclusión social o simplemente pobres.

Sensibilizar a la población de la situación económica de otras familias y dar a conocer que los hay más desfavorecidos es el propósito de la campaña de recogida de juguetes que, un año más, ha puesto en marcha Cruz Roja Juventud, aunque, por supuesto, que en ningún hogar de la Isla falte un juguete el Día de Reyes sea su objetivo último.

Coordinada y ejecutada por voluntarios de la citada ONG, las personas que lo deseen pueden entregar juguetes nuevos - quiere esto decir no necesariamente comprados expresasmente, pero sí en buenas condiciones de uso - , en las asambleas locales de Cruz Roja, desde donde serán entregados a las familias necesitadas.

Para ello, Cruz Roja establece contacto con los servicios sociales de los distintos ayuntamientos, conocedores de primera mano de las familias con menos recursos, "en exclusión social o vulnerables", según explicó la coordinadora de la iniciativa, Dácyl Trujillo, quien precisó que, a su vez, "realizan un listado con los beneficiarios".

Por otra parte, y para asegurarse de que llegan esos esperados regalos "contactamos con colegios y con comercios, que nos facilitan los juguetes", que se sumarán a los entregados por la población en general. Otros años han contado con la colaboración de la Asociación de Guarderías, de una emisora de radio o de Nuevo Futuro. Pero no se acepta dinero, "sino que preferimos que lo empleen en comprar ese juguete".

Lo referente al reparto de los juguetes depende de cada sede de Cruz Roja, pero siempre se hace antes del día 5 para que en esa noche mágica las familias cuenten ya con ellos y los puedan preparar. Con anterioridad, son los servicios sociales de cada municipio los que contactan con las familias sin recursos para la entrega, ya que Cruz Roja no puede participar en actos que signifiquen la celebración de la Navidad católica, al ser una organización aconfesional. "No nos podemos vestir de Reyes Magos porque sería una acción católica, ni emplear adornos navideños", explicó Dácyl Trujillo.