Canarias
FRANCISCO AZNAR VALLEJO VICECONSEJERO DE ACCIÓN EXTERIOR Y RELACIONES INSTITUCIONALES DEL GOBIERNO DE CANARIAS

"Es imposible restringir la entrada de europeos"

"No se puede ser de la UE para pedir ayudas o mejoras económicas, y dejar de serlo porque no quiero que vengan más personas".

CARLOS VEGA, S/C de Tenerife
5/ene/03 16:31 PM
Edición impresa

Francisco Aznar Vallejo recibió en 1995 el cometido de poner en marcha un departamento dentro del Gobierno de Canarias que fuera como un ministerio de exteriores. Desde entonces, este catedrático de Bellas Artes, que desempeñó responsabilidades de gobierno en la Universidad de La Laguna, está al frente de la Viceconsejería de Acción Exterior y Relaciones Institucionales. Su función primordial es la de afianzar lazos culturales y comerciales con los países que históricamente han tenido una especial relevancia para las Islas, y, aunque estructuralmente depende de la Vicepresidencia, todo su trabajo va dirigido al presidente, porque "no se debe olvidar" que es el único que puede representar a Canarias en el extranjero.

En el discurso de Aznar Vallejo se cuelan anglicismos propios del lenguaje coloquial de países caribeños, producto de una intensa labor diplomática en Cuba, Venezuela, Santo Domingo, El Salvador, Brasil, Argentina o Panamá: país con el que próximamente se firmará un convenio de colaboración. Sus frentes de trabajo también están en África y en la Unión Europea, principalmente en el Comité de las Regiones, sin olvidar los fructíferos contactos con las colonias de isleños afincados en Estados Unidos.

El viceconsejero autonómico no es prolijo en declaraciones políticas, las rehuye, pero como conocedor de las instituciones de la UE, es capaz de asegurar que resulta "imposible" pedir medidas específicas para Canarias que atenten contra el derecho a la libre circulación de ciudadanos europeos.

- Recientemente, en julio de 2002, su departamento fue objeto de una remodelación, en la que la oficina de Bruselas paso a manos de la Viceconsejería de Economía y Asuntos Europeos. ¿Cuál fue el motivo de este cambio?

- La oficina de Bruselas sigue dependiendo de mi departamento, aunque la gestión la desarrolle otra viceconsejería. Fue una modificación puntual, promovida por el vicepresidente (Adán Martín), porque Economía tiene una presencia técnica muy activa en la Unión Europea. Lo agradecí porque son muchas responsabilidades y es difícil poder estar en todos los sitios. Los convenios internacionales requieren arduas negociaciones y también es vital la representación política continuada de Canarias en el Comité de las Regiones para hacer valer nuestros derechos.

Las regiones en la UE

- En el debate abierto sobre el futuro de las comunidades autónomas dentro del nuevo marco europeo, ¿cuál cree que debe ser su papel?

- Con absoluta lealtad al Estado, las regiones deben adoptar un papel predominante en la nueva construcción europea. De hecho, en los borradores de la futura Constitución así se recoge, al dar más relevancia al Comité de Regiones, que ya tiene carácter de segunda cámara europea.

- El Gobierno canario estudia la posibilidad de establecer mecanismos para limitar la entrada de trabajadores foráneos, pero parece ser que la pertenencia a la Unión Europea puede dificultar este cometido.

- Existen mecanismos que se pueden aplicar por vía indirecta para dar prioridad a la población canaria en el acceso al trabajo y a los servicios. Pero es imposible ser europeo

(Pasa a la página siguiente)

FRANCISCO AZNAR VALLEJO VICECONSEJERO DE ACCIÓN EXTERIOR Y RELACIONES INSTITUCIONALES DEL GOBIERNO DE CANARIAS