Sucesos

Identificada la banda internacional que roba en bancos de Tenerife y la Península

Formada por cinco delincuentes sudamericanos, a cuyo frente se encuentra el mexicano Luis Blanco Solís, hasta el momento ha logrado apoderarse de más de 87.000 euros y tienen una orden internacional de búsqueda y captura decretada por Interpol.

5/ene/03 9:56 AM
Edición impresa

Este grupo de delincuentes sudamericanos se caracteriza por su gran movilidad y por la profesionalidad de la que hace gala en todas sus actuaciones, lo que ha dificultado enormemente su identificación. Su cabecilla (en la foto) está considerardo como el supuesto dirigente de otros grupos de colombianos, mexicanos y cubanos que operan en la Península y su presencia se ha detectado en algunos países europeos. Interpol tiene decretada actualmente una orden internacional de búsqueda y captura. Todas las actuaciones realizadas en las entidades bancarias de Santa Cruz fueron filmadas, lo que finalmente sirvió a la Policía tinerfeña para corroborar la autoría de este grupo, que fue grabado también en Oviedo, donde actuó dos veces y que sirvió como punto de partida para las pesquisas policiales.

ANTONIO HERRERO, S/C de Tenerife

Una banda internacional de delincuentes dedicada al hurto al descuido en entidades bancarias que se ha apoderado de más de 87.000 euros, y está dirigida por el mexicano Luis Blanco Solís, y que ha actuado en diversas ocasiones en Santa Cruz de Tenerife y en varias capitales peninsulares, ha sido plenamente identificada, gracias a la filmación de una de las entidades visitadas para preparar uno de sus golpes, en la que se observó la presencia del colombiano William Oswaldo González Novoa, según pudo saber EL DÍA en fuentes policiales.

La banda está compuesta por los colombianos Miriam Mojango, Jorge Lozano Rentería y William Oswaldo González Novoa, quienes en ocasiones actúan con la cobertura de un menor. Este grupo de delincuentes mantiene conexiones con otras bandas sudamericanas formadas por cubanos, colombianos y mexicanos, que operan fundamentalmente en España y en el resto de Europa.

La Unidad de Drogas y Crimen Organizado del Cuerpo Nacional de Policía (Udyco) cree que el cabecilla de las mismas es Luis Blanco Solís, nacido en México en 1970.

Perfecta organización

El "modus operandi" es siempre el mismo. Primero entra uno de los delincuentes a la entidad bancaria y estudia el terreno; poco después entra el resto del grupo (tres o más personas), que se coloca en la fila de caja. Una vez llega el primero de los delincuentes ante el cajero, simula sufrir un ataque al corazón y a continuación cae al suelo. Inmediatamente, sus cómplices proceden a pedir auxilio, al tiempo que uno recrimina al empleado de la entidad el hecho que no salga de su puesto tras el mostrador. Finalmente, abandona la caja dejando muchas veces la puerta blindada entreabierta, ocasión que aprovecha otro de los delincuentes para coger una saca con billetes o monedas preparada para su envío o cualquier sobre con efectivo y abandonar el banco. Minutos después, el cliente que sufrió el supuesto ataque al corazón parece recuperarse y necesita coger aire, por lo que es ayudado por el resto del grupo, que se presta a trasladarlo incluso a un centro sanitario. Claro está que el cabecilla tiene el dinero en su poder y se encuentra en esos momentos a buen recaudo.

Este grupo se desplazó a Tenerife el 14 de noviembre del pasado año, donde se apoderó de unos 12.000 euros en una sucursal de Banesto en la Rambla de Pulido. La semana anterior habían dado otro golpe en una sucursal del Santander Central Hispano de Telde, donde se apoderaron de 18.000 euros.

El día 20 de noviembre se dirigieron a Güímar, a la sucursal de CajaCanarias, donde entraron dos hombres y una mujer, que sustrajeron unos 2.000 euros aproximadamente, según la Guardia Civil que intervino en el caso y que remitió al juzgado las diligencias número 618/02.

Al día siguiente son detectados en Pamplona, donde cinco individuos logran sustraer en una entidad bancaria 6.320 euros, según diligencias 11922/02 de la Jefatura Superior de Policía de Pamplona.

Siete días después actúan en Oviedo, donde estos mismos delincuentes penetran en una sucursal de CajaAstur y se llevan la nada despreciable cantidad de 36.940 euros. Gracias a las cámaras de seguridad se logra averiguar su identidad, según diligencias 56952/02 de la Jefatura Superior de Policía de Oviedo.

Tras un tiempo de descanso, se les vuelve a detectar el día 11 de diciembre en Castellón de la Plana, donde cuatro componentes de esta banda entran en una sucursal bancaria de Caja de Ahorros de Cataluña y se apoderan de 6.350 euros, según diligencias 15810/02.

Dos días después, estos mismos individuos regresan a Oviedo, donde sustraen en una agencia del Banco Atlántico 2.224 euros.

A mediados del mes de diciembre regresan a Santa Cruz de Tenerife, ya que el día 17 tres hombres y una mujer penetran en una sucursal de La Caixa y se llevan 2.100 euros, según diligencias 13.814/02 de la Comisaría de Distrito Sur.

Dos días después actúan en otra sucursal de CajaCanarias, donde se llevan, siempre por el mismo procedimiento del hurto al descuido, 3.400 euros. En esta ocasión, las cámaras lograron filmar la presencia del colombiano William Oswaldo González Novoa, según diligencias ampliatorias 13.686/02 de la Comisaría de Distrito Sur.