Santa Cruz de Tenerife

La cuesta de enero: del consumismo a la continencia

Tras el afán por comprar durante las fiestas, el calendario trae sin solución de continuidad una época en la que dominan las rebajas y la devolución de productos que no respondieron a las expectativas.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
7/ene/03 21:36 PM
Edición impresa
EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife

Acabaron las Navidades y con enero se inicia una etapa del año que siempre supone un tiempo de cierta depresión, ya que después del afán comprador de las fiestas, a veces sin ningún otro sentido que la mera sensación de consumir, llega la cuesta de enero con sus habituales estrecheces.

La primera noción que le llega al consumidor de que estamos en otra época del año es el anuncio de las rebajas. Además, siempre queda el trámite de las devoluciones de aquellos productos adquiridos durante Navidad y Reyes y que, por distintas circunstancias, no han respondido a las expectativas; o sea, no pasaron "la ITV" y se van de vuelta a la tienda o el gran centro comercial, normalmente para ser cambiados por dinero contante y sonante que hace mucha falta en este mes.

Pero no cabe duda de que las rebajas son el reclamo de todos los almacenes, grandes o pequeños. En este sentido, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha sido de los primeros en regular la compra y la venta en este período. Así, recomienda un consumo racional y responsable durante el mismo, que se alargará en la provincia del 10 de enero al 9 de marzo de 2003.

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) destaca la importancia de planificar las compras y adecuarlas al presupuesto de que se disponga, así como de tener en cuenta la información del etiquetado del producto y la conservación de tickets o facturas. La OMIC recuerda que las rebajas implican una disminución del precio, pero en ningún caso de la calidad.