Santa Cruz de Tenerife

El nuevo Plan General rebaja en 3,2 millones de metros cuadrados el suelo urbanizable

Santa Cruz sufre el mal de la escasez de suelo. Tras el importante desarrollo de zonas como Añaza, una vez que se apruebe la nueva ordenación, el municipio sólo dispondrá del 4,5% de su territorio para construir , frente al 6,65% de 1992.

IGNACIO MARTÍN, S/C de Tenerife
7/ene/03 21:36 PM
Edición impresa

Cuando se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana de 1992 la situación era ya, de por sí, mala. De los casi 150 millones de metros cuadrados de suelo sobre los que se ubica la capital, sólo en el 6,65% se podía construir, unos terrenos que abarcaban 9,9 millones de metros cuadrados.

Once años después, el nuevo planeamiento que se dispone a aprobar el ayuntamiento contempla un sustancial recorte de la superficie urbanizable, dejándola en apenas 6,7 millones de metros cuadrados, el 4,5% del total, unos 3,2 millones de metros cuadrados menos.

Esta situación se debe a que en buena parte de los suelos que en 1992 se consideraban urbanizables se han ido asentando importantes bolsas de población, casos como los de Cuevas Blancas, Añaza o una parte del polígono del Rosario.

La otra cara de la moneda es la superficie rústica, que experimenta un importante tirón, unos 4,2 millones de metros cuadrados más, y pasa a suponer casi el 81% de la extensión del municipio, frente al 78,14 de 1992.

Así, se han transformado terrenos que no han sido desarrollados y en los que existen algunos valores naturales a proteger, como dos sectores en la zona de Los Moriscos.

Incorporaciones

A pesar del descenso sufrido en la superficie urbanizable de la capital, se incorporan algunos terrenos en Santa María del Mar y litoral de Anaga, además de un ámbito en Montaña Talavera, que se destinará a zona industrial intensiva.

La gran reserva de terrenos urbanizables de Santa Cruz continúa siendo el Sur del municipio, en el que existen también importantes bolsas de suelo urbano aún no consolidado.

La mayor parte de esta superficie tiene un uso fundamentalmente residencial y se ubica, sobre todo, en los ámbitos de barrios como Santa María del Mar, El Draguillo Sur, La Gallega, El Tablero o El Sobradillo.

Por el contrario, apenas quedan terrenos con estas características en el casco urbano de Santa Cruz. Sólo tienen la característica de urbanizables algunas parcelas en El Partido, según los informes del avance del nuevo planeamiento.

En la zona de Anaga, destaca este tipo de suelo en El Cercado (residencial), Jagua (industrial), Finca Briffard y Pista Los Valles, en María Jiménez, y La Quebrada (Valleseco).

Por su parte, Cabo Llanos tendrá en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana una consideración urbano no consolidado de régimen transitorio, debido a que aún no se ha completado su desarrollo.