Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Australia-China, primer cruce de cuartos de final leer

Aparece el cuerpo de un joven en la zona de El Confital con signos de violencia

Antonio Manuel Pérez Correa, que cumplió 26 años el sábado, fue hallado a unos cien metros de su vehículo. El cadáver fue descubierto ayer por la mañana a la entrada de su puesto de trabajo, en una explotación de áridos entre El Médano y Los Abrigos, con señales de golpes.

EL DÍA, Adeje
7/ene/03 9:57 AM
Edición impresa

El cadáver de Antonio Manuel Pérez Correa, conocido como "Toñi", fue descubierto ayer por la mañana a la entrada de su puesto de trabajo, en una explotación de áridos situada en la zona de El Confital, entre El Médano y Los Abrigos, en el municipio de Granadilla de Abona.

Según explicaron algunos testigos a EL DÍA, el cuerpo presentaba bastantes signos de violencia, ya que presuntamente fue golpeado por varios individuos.

La víctima cumplió 26 años el pasado sábado y esa noche estuvo con su novia hasta las tres de la madrugada del domingo.

Su hermano recibió una llamada suya a las diez de la noche del mismo domingo, en la que dijo que estaba en Los Abrigos y que inmediatamente se dirigiría al pueblo de San Isidro, donde residía.

Sin embargo, Antonio Manuel Pérez Correa no llegó a su hogar, lo que motivó que la familia empezara a preocuparse y a buscarlo.

Hubo quien, incluso, llegó a pensar que había ido a dormir a los aparcamientos de la empresa; algo que no era una conducta normal en la víctima.

Pérez Correa trabajaba como peón desde hacía siete años en la finca dedicada a extraer áridos.

Una de las fuentes consultadas por este periódico aseguró que una única persona no es capaz de hacer tanto daño a Antonio Manuel. De hecho, varios conocidos están convencidos de que sus agresores debieron ser tres o cuatro.

Un mensaje macabro

La víctima tenía un Peugeot 306 de color azul y ayer en el cristal trasero del vehículo aparecieron escritas a dedo las palabras "que te follen", en inglés, y "feliz cumpleaños", en español.

El cuerpo apareció a más de un centenar de metros de donde estaba su vehículo bien aparcado. En el lugar del suceso se personaron agentes de la Policía Judicial, Guardia Civil y agentes de la Policía Local del municipio de Granadilla de Abona.

A este paraje de la zona costera acudieron ayer, además de la familia del fallecido, numerosos compañeros, vecinos y conocidos de la víctima.