Sucesos

Alduán no cree que haya descompensación entre los juzgados tinerfeños y grancanarios

El viceconsejero de Justicia del Gobierno de Canarias está de acuerdo en que hay que estabilizar la plantilla de jueces y fiscales, pero afirma que es prioritario cubrir las infraestructuras básicas y que el Estado no vea a las Islas como un "territorio continental".

EL DÍA, S/C de Tenerife
8/ene/03 9:57 AM
Edición impresa

Marino Alduán manifestó que las carencias en materia de justicia son de su conocimiento, aunque dijo que hay que "demostrar que existe una descompensación entre los órganos de Las Palmas de Gran Canaria y los de Santa Cruz de Tenerife", al tiempo que apunta que en edificios los juzgados grancanarios se encuentran en desventaja, en cuanto a número, si se comparan con los tinerfeños.

El nuevo viceconsejero de Justicia de Gobierno de Canarias aseguró que "se dedicará en cuerpo y alma a su cargo y, en cuanto a la cercana implantación de los juicios rápidos, son muchos los millones de euros que serán necesarios para ponerlos en marcha, pero necesarios para implantar este nuevo sistema".

Hay cuestiones, según Marino Alduán, a las que está afectando la lentitud del proceso, tales como las referidas a temas mercantiles y civiles y es necesario "empezar por las infraestructuras básicas. Además, nuestra tarea es convencer al Gobierno central de que hay Islas con sus propias carencias y necesidades y no dejar que se trate Canarias como un territorio continental.

El hecho insular lo tenemos que explicar 70 veces 7. El Consejo General del Poder Judicial tiene a tres vocales relacionados con Canarias y sabemos que poseen una sensibilidad muy alta en lo referente a sus carencias. No es lo mismo regiones como Salamanca que Canarias, que tiene añadida su insularidad".

Un plan para seis meses

Marino Alduán apuntó en Radio El Día que "en seis meses tenemos que sacar a concurso todos los edificios judiciales previstos y que son fundamentales para mejorar el servicio".

Otra de las cuestiones sobre la mesa de Marino Alduán es la permanencia en los puestos de jueces y fiscales, con lo cual se conseguiría una estabilidad en la plantilla que mejoraría y agilizaría las celebraciones, evitando la demora.

El tercer reto del viceconsejero es crear unas infraestructuras y unos medios acordes a las necesidades, y puso como ejemplo que Canarias disponga de un sistema informático como el Atlante, que ya ha sido solicitado por otras comunidades con competencias en materia de justicia.

Asimismo, Alduán aseguró que "lo que sí queda claro es el esfuerzo que está haciendo el Gobierno canario en esta parcela", descartando que haya una descompensación económica a favor de Las Palmas.

Uno de los fiscales de la plantilla tinerfeña, José Luis Sánchez Jáuregui, comentó que "existen carencias en materia de justicia. Santa Cruz de Tenerife necesitaría siete fiscales más. Actualmente, son personas las que hacen falta y medios, esta vez son fiscales, dado el mayor volumen de trabajo.

El partido judicial de Arona va a tener en marzo siete juzgados, pero la solución no son dos plazas más de fiscales, sino cinco".

Desde Fiscalía se plantea un cambio de funcionamiento, ya que según este fiscal tenemos los mismos partidos judiciales que en el siglo XIX, pero ampliados y hay que cambiar el sistema.

La dotación de más fiscales ayudaría, pero es también necesaria una dotación de medios.

Sánchez Jáuregui manifestó que "en Santa Cruz existen ocho plazas de fiscales vacantes y va a ser bastante difícil cubrirlas".

Por su parte, Marino Alduán señaló que "no se podrá completar todo en seis meses, pero hay que tener en cuenta el compromiso que ha asumido el Gobierno canario cuando, en 1997, la Comunidad Autónoma asume las competencias en materia de Justicia y en apenas cinco años, Canarias ha multiplicado por tres las inversiones. El Gobierno Canario se está volcando, pero sí creo que son necesarios más jueces y fiscales".

Así, el nuevo viceconsejero ha querido señalar que ha salido a concurso el edificio de Arona y se debe tener en cuenta que la creación de nuevos partidos judiciales debe contar con el beneplácito del Gobierno central y éste es reacio a modificar la planta judicial. "Lo prioritario es mejorar lo básico, como Las Palmas y Arona, entre otros.

Hay previsiones para que los juzgados tinerfeños vayan mejorando. Eso nos coloca en mejorar las infraestructuras básicas y cubrir las nuevas creaciones", dijo Marino Alduán.