Actualidad

Madrid intensificará la lucha contra la inmigración ilegal en las Islas

El presidente del Gobierno canario, Román Rodríguez, obtuvo ayer el compromiso del ministro del Interior, Ángel Acebes, de que en breve se presentará el proyecto Ulises.

EL DÍA/EFE, Madrid
9/ene/03 14:10 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, aseguró ayer que el ministro del Interior, Ángel Acebes, se ha comprometido a intensificar el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) este año para luchar contra la inmigración ilegal mediante un proyecto que presentará en una visita que realizará al Archipiélago "en un mes y medio o dos meses".

En declaraciones a los periodistas, tras mantener una reunión con el ministro y con el delegado del Gobierno para la Inmigración y la Extranjería, Ignacio González, el presidente del Ejecutivo canario dijo que había traslado a Acebes la "enorme preocupación" de la sociedad canaria por la evolución del número de inmigrantes ilegales en el último año.

Apuntó que las pateras están empezando a llegar a otras islas, además de a Lanzarote y Fuerteventura, lo que, a su juicio, "pone en evidencia" la posibilidad de que "barcos de mayor envergadura puedan estar contribuyendo al tráfico de personas".

El ministro, según dijo Román Rodríguez, aprovechará su próxima visita a Canarias para presentar el proyecto experimental "Ulises", un sistema en cooperación con la Unión Europea que tiene como objetivo "impermeabilizar" las fronteras exteriores de España.

Elementos disuasorios

A su juicio, el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), que "tiene que evolucionar de forma rápida y eficaz" en Canarias, junto con el proyecto Ulises, contribuirán "a disuadir a las organizaciones mafiosas que están detrás del tráfico de personas" y a acabar con "la sensación de vulnerabilidad que hemos vivido estos dos últimos meses".

Rodríguez señaló que 2003 será el año "de completar la red de vigilancia integral de nuestras costas" y aunque no concretó de qué forma se va a intensificar el SIVE, dijo que se trata de la puesta en marcha de "una serie de establecimientos fijos de detección a distancia, junto a más medios materiales y humanos".

En la reunión con el ministro, hablaron también de las relaciones diplomáticas con Marruecos y, en este sentido, el presidente del Gobierno canario manifestó la coincidencia de ambos sobre que "desde el otro lado de la orilla se puede hacer mucho en torno a este tema".

Rodríguez pidió a Acebes "agilidad y diligencia" en las repatriaciones de menores y se mostró convencido de que el Gobierno va a continuar realizando un "gran esfuerzo" en el proceso de repatriación de inmigrantes adultos y en la derivación de éstos desde Canarias a la Península, aunque "tenemos atascado" el proceso en el caso de los menores, cuyo número asciende a 200.

Exigentes y cooperantes

Explicó que de los diez mil inmigrantes que entraron en Canarias en el año 2002, se han repatriado más de 6.000, otros 2.000 se han redistribuido en otras comunidades autónomas y los restantes continúan en el Archipiélago.

Aseguró que el ministro se ha comprometido a buscar los mecanismos "que intensifiquen, en el marco de la legalidad" los procesos de repatriación de menores para evitar el "colapso" de los centros en Canarias, y señaló que sobre este asunto el Gobierno canario va a ser "exigente, pero también cooperante".

Román Rodríguez también trasladó al ministro su preocupación por otro fenómeno "que puede consolidarse como problema de futuro", que es el de aquellas personas que llegan legalmente al Archipiélago de forma temporal y deciden quedarse, un colectivo "importantísimo" que el Ejecutivo canario estima puede llegar a las 20.000 personas.

Acebes le dijo que el primer esfuerzo del Gobierno central se dirige a los inmigrantes que llegan de forma irregular, si bien tomó "buena nota" sobre ese otro colectivo, procedente principalmente de países del este de Europa y del continente americano, aseguró Rodríguez, quien explicó que la solución es "regularizarles o expulsarles".

"Oportunismo político"

En la reunión no hablaron de la decisión del Cabildo de Fuerteventura de conceder a la empresa privada Aeromédica la custodia de 35 menores inmigrantes, si bien Rodríguez dijo que "la inmensa mayoría" de los centros de todos los Cabildos "están en manos" de ONG o de empresas privadas.

Respecto a la negativa del PP de Canarias a firmar el Pacto Canario sobre Inmigración, el presidente del Gobierno autónomo señaló que en el encuentro informal que mantuvo con Acebes el pasado día 6 con motivo del Día de la Constitución, ya le transmitió que le parecía "poco razonable" no suscribir ese acuerdo, que achacó a razones "estrictamente partidistas, electorales y de oportunismo político".