Cultura y Espectáculos

Un informe de la ULL reconoce que faltan espacios para impartir sus títulos propios

El documento revela que la necesidad ha obligado a improvisar lugares "ad hoc" y a autogestionar el equipamiento para la docencia cuando éste ha sido insuficiente, y avisa de lo "confuso y disperso" de la gestión administrativa de estos estudios.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/ene/03 20:06 PM
Edición impresa

Los títulos propios (Máster y Experto) desarrollados hasta el momento en la Universidad de La Laguna lo han sido "sin unas condiciones homogéneas de infraestructura", por lo que "se han tenido que improvisar ad hoc espacios para hacer frente a estas necesidades" y "ha debido autogestionarse el equipamiento para la docencia, cuando éste ha sido insuficiente".

Así se reconoce en el borrador de un informe del Vicerrectorado de Calidad Docente y nuevos estudios de la Institución académica que analiza el estado actual de la política de estos títulos en La Laguna, al tiempo que propone una amplia batería de mejoras, recomendando, sobre la carencia descrita, que se tengan en cuenta "con urgencia y agilidad" las previsiones materializadas en la propuesta del Plan de Inversiones de la ULL de 1998 sobre un espacio compartido para los institutos y títulos propios del centro.

El informe revela además que la gestión de estos títulos viene siendo "confusa y dispersa", al realizarse los trámites a través de la secretaría de cada título, autónomamente, o bien a través de la Fundación Empresa - Universidad, lo que, "a pesar de ofrecer una mayor flexibilidad, en no pocos casos, sin embargo, ha contribuido a la confusión y a la disparidad de mecanismos y procedimientos en la gestión", señala.

Para hacer frente a estas carencias, el informe propone impulsar la creación de un espacio físico común para las enseñanzas propias en la Universidad, así como apoyar a aquellos centros y facultades que ofertan enseñanzas propias en sus necesidades e infraestructuras. Por lo que respecta al desorden administrativo, las propuestas de Calidad Docente apuntan a una centralización administrativa y a impulsar el Negociado de Títulos Propios con nuevas funciones, competencias y dotaciones que permitan una "coordinación efectiva" de estas enseñanzas en la ULL, además de recomendar la elaboración de un registro de titulados propios.