Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Archivan la investigación del título de Casado en Administración y Dirección de Empresas leer

El Parlamento pide al Gobierno que estudie la prostitución en las Islas

La Cámara regional aprobó ayer por unanimidad una proposición no de ley del Grupo Socialista, aunque el diputado del PP Fernando Toribio afirmó que era "una burda copia cercenada" de la que su partido había presentado el año pasado, pidiendo la regularización de la profesión.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/ene/03 21:42 PM
Edición impresa

El Parlamento de Canarias aprobó ayer por unanimidad una proposición no de ley del Grupo Socialista en la que insta al Gobierno regional a que realice un estudio para conocer en profundidad la situación de las mujeres que ejercen la prostitución en el Archipiélago.

Los socialistas demandan que se garantice la fiabilidad técnica y validez de los resultados, valorando todas las actividades necesarias que estén presentes en la prostitución, contemplándose sus diferentes tipos y clasificaciones incluidos los lugares donde se ejerce. Además, solicitan que se recjan opiniones de las prostitutas, clientes, proxenetas, locales de alterne y ONG interesadas en el tema.

La proposición no de ley considera que hay que tomar la prostitución como "un fenómeno social que debe integrarse dentro de las políticas sociales que persiguen la eliminación de las desigualdades por razones de sexo, incluyéndola en el desarrollo de políticas activas de empleo y de inserción laboral en las partidas presupuestarias de todas las instituciones públicas".

En colaboración con los distintos cabildos y ayuntamientos canarios, se propone la promoción de acciones tendentes a erradicar y perseguir situaciones de explotación de las personas, garantizándoles, asimismo, a todas ellas los derechos fundamentales, como la sanidad, la educación, la vivienda y el empleo.

Erradicar las mafias

En colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado y policías locales, el PSC pide que se ejerza un control exhaustivo tendente a erradicar las mafias de la prostitución que operan cada día más en Canarias.

La proposición fue defendida por la diputada Nieves Rosa Hernández Gorrín, quien afirmó que, "de todas las personas que ejercen la prostitución en nuestro país, el 88 por ciento son mujeres y, de ellas, las inmigrantes alcanzan ya el 66 por ciento".

Añadió que la iniciativa de su formación es en favor de los derechos humanos y persigue erradicar la violencia, sobre todo en el tráfico de mujeres. "Las ONG - explicó - son las que más trabajan en este tema y con sus datos hay que hablar del elevado número de tráfico de mujeres debido a la mala situación que viven en sus países, llegando a las Islas sin documentación, siendo fácilmente captadas por las redes de prostitución debido a la precariedad que presentan".

Criticó que el PP desde el Estado no haya regulado la prostitución y pidió más comprensión para "este colectivo marginal".

El diputado del Grupo Popular Fernando Toribio recordó la proposición que el PP había presentado en noviembre de 2002, instando al Gobierno para que regularizara la libre elección de la profesión y estableciera un marco legal. También se pedía un estudio sobre la prostitución, derechos de quienes la ejercen, regulación de los lugares de alterne, y promoción de acciones en contra de la explotación sexual.

Por todo ello, el diputado popular dijo que "la proposición no de ley que traen los socialistas es una burda copia cercenada de la que presentamos el pasado año". Lamentó que el PSOE se niegue a regular el ejercicio de la prostitución y dijo que ésta había que contemplarla también en el turismo, en la parte masculina y en internet. Propuso que los ayuntamientos aprueben ordenanzas para regular dicha actividad y que se eleven penas para el tráfico de mujeres. Hernández Gorrín contestó que la propuesta del PP era "oportunista" y que su formación no estaba a favor de regular los lugares de alterne porque "no queremos ciudades aparentemente limpias, donde la marginalidad esté encubierta".

La diputada no adscrita, Dolores Rodríguez, señaló que las enmiendas del PP eran "insultantes", y José Mendoza, de CC, apoyó la proposición no de ley porque "es oportuna y complementa el trabajo que realiza el Instituto Canario de la Mujer".