Internacional

Blix acusa a Irak de violar las sanciones de la ONU y no cooperar

El jefe de inspectores dijo ante el Consejo de Seguridad que "no hemos encontrado una sola arma". La Casa Blanca insiste en que existen, pero no se ven "porque están escondidas".

COLPISA, Nueva York
10/ene/03 21:43 PM
Edición impresa

La cuenta atrás para la guerra con Irak sigue su curso: los inspectores de Naciones Unidas no habrán encontrado armas en Irak, pero han descubierto que el régimen de Sadam Husein violó las sanciones impuestas por la ONU ya que importó motores de misil y materiales para la producción de combustible para misiles, afirmó ayer el jefe de inspectores de la ONU, Hans Blix, durante una reunión que mantuvo con el Consejo de Seguridad.

Blix también dijo al Consejo que Irak no ha hecho "un esfuerzo serio" para darle los nombres de los científicos iraquíes que hayan estado involucrados en programas de desarrollo de armas de destrucción masiva.

El jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamed El Baradei, también ratificó que Irak necesita mostrar "una cooperación más activa" con respecto a las entrevistas que los inspectores quieren llevar a cabo con los científicos.

El embajador de EE UU ante la ONU, John Negroponte, pidió a Irak que admita que todavía mantiene programas para el desarrollo de armas. De no hacerlo, dijo que constituía "un esfuerzo deliberado para engañar" y una "nueva violación patente" de sus obligaciones. "No tenemos aún ninguna evidencia de que Irak haya cambiado su actitud" dijo Negroponte a la prensa.

"Todo el peso recae en Irak", añadió Negroponte, tras afirmar que los inspectores se encuentran en ese país para verificar el desarme de Irak, "no para servir de detectives tratando de superar laboriosos mecanismos de escondite".

Preguntas por responder

Blix informó al Consejo de Seguridad de la ONU del progreso de las inspecciones y la verificación de la declaración de armas sometida por Irak que, según él, dejan muchas preguntas por responder.

Los inspectores ofrecerán el 27 de enero un informe formal sobre el resultado de las pesquisas. Muchos analistas consideran esa fecha como clave para el principio de la declaración de guerra de EE UU a Irak, pero varios miembros del Consejo quitaron hierro a esa percepción diciendo que una acción contra Irak podría desatarse antes o después del 27, independientemente de los datos que Blix presente en esa fecha.

Sin pruebas

Antes de la reunión, Blix reiteró que aún no han encontrado una sola prueba de que el régimen de Sadam posee armas de destrucción masiva. "Llevamos allí unos dos meses y hemos cubierto el país de forma cada vez más amplia y no hemos encontrado una sola arma. Hemos visitado unos 125 sitios, algunos de ellos por primera vez y va a haber más", dijo.

Por su parte, la Casa Blanca aseguró que Irak posee armas de destrucción masiva. "Consideramos un hecho que hay armas" en Irak, según indicó el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer. "El problema con estas armas es que están escondidas y no se las puede ver", señaló.